Suscríbete

Menú

Evangelio de Hoy-Mateo 5:3

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.

A partir de este versículo, podemos conocer una condición para entrar en el reino de los cielos: debemos ser personas humildes. Cuando la obra de Dios no está en línea con nuestras nociones, podemos dejarnos de lado, buscarla y aceptarla con un corazón humilde, así estamos seguros de obtener la salvación de Dios y finalmente compartir las buenas bendiciones de Dios. En la Biblia se menciona que cuando otros regañaron al Señor Jesús, Nicodemo, originalmente un abogado, se hizo a un lado y consultó al Señor Jesús de una manera humilde. Y también lo hizo la mujer samaritana. Está registrado en Juan 4: 13-14, “Respondió Jesús y le dijo: Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, 14 pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna”. Al escuchar estas palabras, la mujer samaritana dejó su vasija de agua, aceptó Sus palabras humildemente y finalmente reconoció que Él era el Mesías venidero. Por el contrario, cuando vino el Mesías, los escribas y el principal sacerdote de ese tiempo dijeron ‘¡Imposible!’, condenaron al Señor Jesús y resistieron a su obra. Por fin, cortaron sus propias vidas debido a su arrogancia. Un libro dice: “¡Abandonad vuestras opiniones de lo que es ‘imposible’! Cuanto más crea la gente que algo es imposible, es más factible que ocurra, porque la sabiduría de Dios se eleva más alto que los cielos, los pensamientos de Dios son más altos que los pensamientos del hombre, y la obra de Dios trasciende los límites del pensamiento y las nociones del hombre. Cuanto más imposible sea algo, más verdad se puede buscar en ello; cuanto más lejos de las nociones y la imaginación del hombre resida algo, más contiene la voluntad de Dios” (“La aparición de Dios ha dado lugar a una nueva era”). Deberíamos pensar en esto: ya que el Señor Jesús ha profetizado que vendría de nuevo, cuando venga y haga Su obra que no se ajuste a nuestras nociones, ¿podemos dejar de lado nuestras nociones y buscar primero con humildad tal como lo hicieron Nicodemo y la mujer samaritana?

Leer más sobre evangelio de hoy:

Comentarios