La resurrección de Lázaro glorifica a Dios

(Juan 11:43-44) Y cuando había dicho esto, clamó en voz alta: Lázaro, sal. Y el que estaba muerto salió atado de las manos y los pies con la mortaja, y su rostro estaba envuelto con un pañuelo. Jesús les dijo: soltadlo y dejad que se vaya.

milagros de jesús-La resurrección de Lázaro glorifica a Dios

¿Cuál es vuestra impresión después de leer este pasaje? La relevancia de este milagro realizado por el Señor Jesús fue mucho mayor que el anterior, porque ninguno es tan sorprendente como traer a un muerto de vuelta de la tumba. Que el Señor Jesús hiciera algo así fue extremadamente significativo en aquella era. Como Dios se había hecho carne, las personas sólo podían ver Su apariencia física, Su lado práctico e insignificante. Aunque algunos vieran y entendieran algo de Su carácter o algunos puntos fuertes que Él parecía tener, nadie sabía de dónde vino el Señor Jesús, quién era verdaderamente Su esencia, y qué más podía hacer realmente. Todo esto era desconocido para la humanidad. Demasiadas personas querían pruebas de ello, y saber la verdad. ¿Podía Dios hacer algo para demostrar Su propia identidad? Para Él, esto era muy fácil, pan comido. Podía hacer algo en cualquier lugar, en cualquier momento para demostrar Su identidad y esencia, pero Dios hacía las cosas siguiendo un plan y unos pasos. Él no hacía las cosas indiscriminadamente; esperó el momento y la oportunidad adecuados para hacer algo más relevante, a fin de que la humanidad lo viera. Esto demostraba Su autoridad y Su identidad. Así pues, ¿podía demostrar la resurrección de Lázaro la identidad del Señor Jesús? Veamos este pasaje de la escritura: “Y cuando había dicho esto, clamó en voz alta: Lázaro, sal. Y el que estaba muerto salió”. Cuando el Señor Jesús hizo esto, sólo dijo una cosa: “Lázaro, sal”. Lázaro salió entonces de su tumba; esto se cumplió con una sola línea pronunciada por el Señor. Durante ese tiempo, Él no levantó un altar ni llevó a cabo otras acciones. Sólo dijo una cosa. ¿Se denominaría esto un milagro o un mandato? ¿O era algún tipo de hechicería? Superficialmente, parece que podría denominarse un milagro y, mirándolo desde una perspectiva moderna, por supuesto que podrías seguir llamándolo milagro. Sin embargo, no podría considerarse un hechizo traer de vuelta el alma de los muertos, y en absoluto una brujería. Es correcto decir que este milagro fue la demostración más normal y pequeña de la autoridad del Creador. Es la autoridad, la capacidad de Dios. Él tiene la autoridad de hacer morir a una persona, de hacer que su alma deje su cuerpo y vuelva al Hades, o donde deba ir. Cuándo muere alguien, y adónde va después de la muerte son cosas determinadas por Dios. Él puede hacerlo en cualquier momento y lugar. No está limitado por los seres humanos, los acontecimientos, los objetos, el espacio o el lugar. Si quiere, puede hacerlo, porque todas las cosas y los seres vivientes están bajo Su dominio, y todas las cosas viven y mueren por Su palabra, Su autoridad. Él puede resucitar a un hombre muerto; esto también es algo que puede hacer en cualquier momento y lugar. Esta es la autoridad que sólo el Creador posee.

Cuando el Señor Jesús trajo a Lázaro de los muertos, Su objetivo era brindar una prueba para que los humanos y Satanás vieran, para que supieran que el todo de la humanidad, su vida y su muerte vienen determinados por Dios, y que, aunque se había hecho carne, como siempre, seguía dominando el mundo físico visible así como el espiritual invisible. Hizo esto para demostrarles a los hombres y a Satanás que el todo de la humanidad no se encuentra bajo el mando de este. Fue una revelación y una demostración de la autoridad de Dios, y también una forma de enviar un mensaje a todas las cosas de que la vida y la muerte de la humanidad están en Sus manos. El Señor Jesús resucitó a Lázaro; este tipo de enfoque fue una de las maneras en las que el Creador enseñaba e instruía al hombre. Fue una acción concreta en la que usó Su capacidad y autoridad para instruir a la humanidad, y proveer para los humanos. Fue una forma sin palabras de permitir que los hombres viesen la verdad del Creador comandando todas las cosas. Fue una forma de decir a la humanidad por medio de acciones prácticas que no hay salvación si no es por medio de Él. Este tipo de medios silenciosos para dar instrucciones a la humanidad dura para siempre, es indeleble y produjo en los corazones humanos un impacto y un esclarecimiento que nunca pueden desvanecerse. La resurrección de Lázaro glorificó a Dios: esto tiene un profundo impacto en cada uno de los seguidores de Dios. Fija firmemente en cada persona, que entiende profundamente este acontecimiento, el entendimiento, la visión de que sólo Dios puede dominar la vida y la muerte de la humanidad. Aunque Él tenga este tipo de autoridad, y aunque enviara un mensaje acerca de Su soberanía sobre la vida y la muerte del hombre por medio de la resurrección de Lázaro, no fue Su obra principal. Dios nunca hace nada sin sentido. Cada cosa tiene un gran valor; todo es un tesoro clásico. Bajo ningún concepto convertiría el regreso de una persona de su tumba en el objetivo o el elemento principal o único de Su obra. Dios no hace nada que no tenga relevancia. La resurrección de Lázaro es suficiente para demostrar Su autoridad, para probar la identidad del Señor Jesús. Esta es la razón por la que no repitió este tipo de milagro. Dios hace las cosas de acuerdo a Sus propios principios. En el lenguaje humano sería que Dios es consciente del trabajo serio. Esto es, cuando Él hace algo, no se desvía del propósito de Su obra. Sabe qué quiere llevar a cabo en esta etapa, qué quiere conseguir, y obrará de forma estricta según Su plan. Si una persona corrupta tuviera ese tipo de capacidad, estaría simplemente pensando en formas de revelarla con el fin de que los demás sepan lo formidable que es, se inclinen ante él, para poder controlarlos y devorarlos. Esta es la maldad que viene de Satanás y se llama corrupción. Dios no tiene ese carácter ni esa esencia. Su propósito al hacer las cosas no es exhibirse, sino proveer a la humanidad más revelación y dirección, por lo que las personas ven muy pocos ejemplos de este tipo de cosa en la Biblia. Esto no significa que las capacidades del Señor Jesús estuvieran limitadas, o que no pudiera hacer ese tipo de cosa. Simplemente, Dios no quería hacerlo; que el Señor Jesús resucitara a Lázaro tenía un sentido muy práctico; asimismo, la obra principal de Dios al encarnarse no consistía en realizar milagros ni en traer a los muertos de regreso a la vida, sino la obra de redención para la humanidad. Así, gran parte de la obra completada por el Señor Jesús fue enseñar a las personas, proveer para ellas, y ayudarlas; cosas como resucitar a Lázaro fueron simplemente pequeñas porciones del ministerio que Él llevó a cabo. Aún más, se puede decir que “exhibirse” no es parte de la esencia de Dios, por lo que no mostrar más milagros no era contenerse intencionalmente ni tampoco obedecía a limitaciones del entorno, y con toda certeza no era falta de habilidad.

Cuando el Señor Jesús resucitó a Lázaro, usó una frase: “Lázaro, sal”. No dijo nada más. ¿Qué representan estas palabras? Quieren decir que Dios puede conseguir cualquier cosa por medio de Sus palabras, incluida la resurrección de un hombre muerto. Cuando Él creó todas las cosas, cuando creó el mundo, lo hizo con palabras. Utilizó mandatos hablados, palabras de autoridad, y así se crearon todas las cosas. Así se realizó. Esta única frase pronunciada por el Señor Jesús fue como las palabras habladas por Dios cuando creó los cielos y la tierra, y todas las cosas; tenía igualmente la autoridad de Dios, la capacidad del Creador. Todas las cosas se formaron y permanecieron por las palabras de la boca de Dios; de la misma forma, Lázaro salió de su tumba por las palabras de la boca del Señor Jesús. Esto fue la autoridad de Dios, demostrada y materializada en Su forma encarnada. Este tipo de autoridad y capacidad pertenecían al Creador y al Hijo del Hombre, en quien el Creador se materializó. Este es el entendimiento que Dios le enseñó a la humanidad cuando hizo regresar a Lázaro de entre los muertos.

Bienvenido a la página "Estudiar la Biblia", que hay muchos contenidos como Estudios Bíblicos, Predicas Cristianas, Reflexiones Cristianas y una variedad de Películas Cristianas gratuitas. Si tiene algunas dificultades en la fe u opiniones sobre este artículo, puede compartirlo con nosotros y contactarnos a través de la función de chat [en línea] en la esquina inferior derecha de la pantalla, ¡quedamos a la espera de su contacto!

Biblia fácil