Suscríbete

Menú

Los efectos maravillosos de hojas de té

Influenciado por mi familia cuando era joven, me he acostumbrado a beber el té todos los días. Siento que agua hervida sin nada más no tiene sabor. Pero la incorporación de una pizca de hoja de té causará que el agua simple llegare a ser agradable al paladar. En mi estudio o trabajo, el beber de una taza de té ayudará a refrescar la mente y mejorar la inteligencia, causando que se haga clara la manera de pensar. Cuando me quedo despierto para trabajar, una taza de té fuerte es mi “estimulante” mejor. Las hojas de té son la compañía mejor para mí y entonces las considero como la necesidad en mi vida.

Hace pocos días mi experiencia me ayudó a reconocer las hojas de té: no sólo pueden ser usadas para crear refrescos, sino también tienen muchas funciones que pueden ayudarme.

Las cosas ocurrían en la siguiente manera: porque llevaba puesto los zapatos herméticos, en los pies desarrollaba una infección micótica. Incluso en invierno, después de traerlos, aunque sea un día, mis zapatos y calcetines tenían el olor peculiar como resultado de la infección micótica, y cambiar los zapatos no funcionaba, sin mencionar en el verano. Los pies no sólo tenían un olor desagradable, sino también me picaban terriblemente hasta se pelaban, se vertían líquido y los dedos supuraban cuando llevaba puesto los zapatos herméticos o la temperatura era alta. Frente a la infección micótica problemática, no podían hacer nada.

El verano pasado, la infección micótica de los pies otra vez me molestaba interminablemente en mi vida. Bajo las sugerencias de otras personas, probé un tipo de emulsión médica, pero no tuvo ningún efecto. Otras personas me dijeron anteriormente que los medicamentos para el tratamiento de infecciones micóticas fueron ineficaces, y de este modo nunca les compré. Sin embargo, porque la infección micótica de los pies realmente provocó el dolor en ese momento, no le importé si los medicamentos fueron eficaces o ineficaces. Tenía que probarlos, aunque no funcionaran en realidad. Si por causalidad ellos curaron la enfermedad, el dolor terminaría. Luego compré una bolsa de polvo para pies y los trabajadores en la farmacia me dijeron que sólo después de remojar los pies con el medicamento durante tres días consecutivos produciría un efecto curativo. Había comprado el medicamento, pero tenía que realizar viajes de negocios con frecuencia según requisitos de trabajo, y no podía tomarme tres días libres consecutivos para curar la infección micótica problemática. Durante mis días ajetreados, no tenía más opción que esperar una oportunidad adecuada de utilizar el tratamiento.

Un mediodía, cuando descansaba en la casa de un amigo, encontré por accidente un calendario que colgaba en la pared. Había un remedio simple y tradicional en la parte inferior de cada página. Por curiosidad, hojeé las páginas y encontré un remedio tradicional para curar la infección micótica de los pies, que dice que es efectivo poner hojas de té en los zapatos y los calcetines y luego lavar los pies con agua de té todos los días. En un instante cuando vi esto, no pude creerlo. ¿Cómo podría ser posible? Hasta donde yo sé, muchas personas con la infección micótica han gastado tanto dinero para comprar muchos medicamentos, pero aún no curan esta enfermedad. ¿Podrían curarla las insignificantes hojas de té? Tal vez es sólo un dicho absurdo. Por lo tanto, nunca había seguido este remedio simple y tradicional. Sin embargo, como la infección micótica de los pies llegó a ser más y más grave, pensé la siguiente: ya que no tengo la oportunidad de usar el polvo para pies, las hojas de té son prácticas. Cuestan mucho menos dinero y no son productos químicos que dañen el cuerpo. ¿Por qué no las probo?

Luego puse una pizca de hojas de té en mi par de calcetines. Todas las noches las sacaba para agregarlas al agua y remojar los pies, y ponía nuevas hojas de té en los calcetines después. En el principio, no esperaba que curara la infección micótica de los pies, pero me gustaba su aroma porque podría cubrir el mal olor producido por la infección micótica. Pero nunca había pensado que después de medio mes, el olor peculiar de los pies y zapatos disminuiría, y también el síntoma de prurito. Me sorprendió: ¿podría ser posible que el té tenga la capacidad real de curar la infección micótica de los pies? Un mes más tarde, ocurrió un milagro: la infección micótica de los pies realmente se curó. Los pies no tenían piel pelada, dedos supurados, ampollas o incluso olores peculiares, pero había un aroma leve de las hojas de té en los pies, calcetines y zapatos. Tal resultado fue realmente increíble para mí. Las hojas de té en realidad tienen una función tan maravillosa. A bajo costo, curaron la infección micótica de los pies que había durado durante varios años. Parecía que los efectos de las hojas de té estaban más allá de lo que había esperado. Desde entonces, cuando comencé a admirar las hojas de té, de repente recordé pequeñas cosas que eran relevantes para ellos.

Una vez, cuando estaba comiendo en la casa de mi amigo, me sirvió un plato especial de ajo en escabeche. Dijo que sabía delicioso, pero no me atreví a probarlo, con miedo de que hubiera un fuerte sabor de ajo en mi boca que sería difícil de eliminar. Al ver mi pensamiento, mi amigo me dijo que no tuviera miedo porque había un método inteligente para eliminarlo: solo teníamos que masticar algunas hojas de té después de comer el ajo. No podía resistir la recomendación de mi amigo, así que comí mucho del ajo en escabeche. Después de eso, mi amigo me dio algunas hojas de té para sostener en la boca. El peculiar sabor del ajo desapareció maravillosamente y fue reemplazado por el sabor de las hojas de té. A partir de entonces, nunca más volvería a tener miedo de comer ajo en escabeche.

En otra ocasión, me infecté de una enfermedad grave. Mi herida fue supurante, así que compré alcohol médico para desinfectarla. La hija de un médico, mi amiga, supo que la esterilicé con alcohol y me disuadió: “El alcohol tiene una fuerte propiedad de ardor y daña la piel sensible. Puedo decirte de una manera muy simple. Limpiar la herida con agua de té estará bien, porque el agua del té puede eliminar las bacterias y desinfectar la herida”. Después de hacer lo que me dijo, de hecho, sólo tuve una sensación leve en la herida en vez de dolor.

Después, aprendí más sobre los efectos maravillosos de las hojas de té: la decocción de hojas de té y el proceso de enfriarlas rápidamente, remojarlas en la herida o rociarlas sobre la superficie de la herida será efectivo para aliviar quemaduras o escaldaduras y puede aliviar dolor y evitar que los líquidos tisulares exuden y promuevan la curación de heridas; remojar las hojas de té con leche para hacer té fuerte puede curar la intoxicación mercurial aguda; lavar el cabello y luego lavarlo con agua de té puede embellecer el cabello y eliminar la suciedad para que el cabello se vuelva negro, suave, brillante y hermoso; masticar hojas de té lentamente durante un minuto y luego hacer gárgaras es efectivo para reducir la periodontitis, la halitosis y el dolor de muelas...

Las hojas de té parecen insignificantes, pero tienen funciones tan increíbles. Son muy saludables, no necesitamos pagar mucho dinero por ellas, no tenemos que preocuparnos por el daño del uso de productos químicos ni de que haya efectos secundarios. Usar hojas de té es realmente simple y respetuoso del medio ambiente.

Después de saber esto, yo, un cristiano, suspiré con mucho sentimiento por primera vez: las cosas creadas por Dios son realmente maravillosas. Cuando estaba lleno de amor por las hojas de té, leí este pasaje de las palabras de Dios: “En relación a las fuentes de alimentos para las vidas de los cuerpos físicos de la humanidad, Dios ha hecho preparativos muy precisos, exactos y adecuados, de forma que la vida de las personas sea rica y abundante y no carezca de nada. Esto es algo que las personas pueden sentir y ver. Además, entre todas las cosas, sean animales, plantas o todo tipo de hierbas, Dios también creó algunas plantas necesarias para curar las lesiones o las enfermedades del cuerpo humano. ¿Qué haces, por ejemplo, si te quemas? ¿Puedes lavar la quemadura con agua? ¿Puedes simplemente buscar un trozo de tela y envolverla? Así podría llenarse de pus o infectarse. ¿Qué haces, por ejemplo, si te quemas accidentalmente con una llama o con agua caliente? ¿Puedes enjuagarte con agua? Por ejemplo, si tienes fiebre, te resfrías, te lesionas a causa del trabajo físico, tienes dolor estomacal por haber comido algo indebido o desarrollas ciertas enfermedades por culpa de hábitos de vida o asuntos emocionales, como enfermedades vasculares, condiciones psicológicas o enfermedades de los órganos internos, existen plantas correspondientes que curan todo esto. Hay plantas que mejoran la circulación de la sangre para eliminar la paralización, plantas que alivian el dolor, que restañan el sangrado, plantas anestésicas, otras que ayudan a las personas a recuperar la normalidad en su piel, que eliminan la hemostasia y otras que eliminan las toxinas del cuerpo. En resumen, pueden usarse todas en la vida cotidiana. Las personas pueden utilizarlas y Dios las ha preparado para el cuerpo humano en caso de que las necesiten. Él permitió que el hombre descubriera algunas de ellas accidentalmente, mientras que otras llegaron a conocerse gracias a ciertos fenómenos o por ciertas personas preparadas por Dios. Tras su descubrimiento, la humanidad las transmitiría, y muchas personas sabrían de las mismas. De esta manera, la creación de estas plantas por Dios tiene valor y sentido. En resumen, todas estas cosas son de Dios y Él las preparó y plantó cuando creó un entorno de vida para la humanidad. Todas estas cosas son muy necesarias”.

Antes de la creación del hombre, Dios ha creado varias plantas y ha preparado un conjunto entero de medicinas naturales. Los preparativos de Dios nos proporcionan de antemano las medicinas curativas correspondientes para cuando sufrimos de todos tipos de enfermedades y lesiones, de las cuales permiten que vivamos una vida sana y feliz. ¿No proviene de Dios la variedad de efectos maravillosos de las hojas de té? ¿No están preparados por el Creador por el bien de la humanidad, que vivimos una vida mejor? Ayudan a promover la curación de heridas y curar la intoxicación mercurial aguda. ... En realidad, aparte de las hojas de té, hay muchos otros tipos diferentes de hierbas, flores, cortezas y hojas de árboles, y así sucesivamente. Son abundantes y copiosos. ¿No son todas medicinas gratuitas y otorgadas por el Creador para nosotros? Se puede ver de estos que Dios tiene pensamientos completos y perfectos para nuestra supervivencia, así como para mostrarnos Su cuidado y consideración meticuloso. El amor de Dios está escondido detrás de todas las cosas creadas, que al mismo tiempo son la manifestación de la autoridad de Dios. Las funciones para todas las cosas que sabemos son solo una gota en el océano. Todavía hay muchas funciones para que descubramos y experimentemos.

Recomendación :

Reflexiones Cristianas

Las hierbas prodigiosas tienen el amor de Dios por el hombre

(Traducido del original en inglés al español por Adrienne McMillin)

Comentarios