Suscríbete

Menú

A continuación

Mejores películas cristianas | "¡Hijo, vuelve a casa!" Dios salva al joven de adicción a Internet

2,044,696 01/04/2019

"¡Hijo, vuelve a casa!" Dios salva al joven de adicción a Internet

Li Xinguang es alumno del último curso de secundaria. Desde pequeño había sido un chico sensato y formal. Sus padres y profesores lo querían mucho. En los primeros años de secundaria se encaprichó de los juegos por Internet en la computadora. Solía saltarse clases para ir al cibercafé. Sus padres hacían todo lo posible por ayudarle a dejar su adicción a los videojuegos. Por desgracia, la adicción de Li Xinguang iba cada vez a peor. Se desanimó y poco a poco se volvió un chico problemático… Cuando los padres de Li Xinguang se sintieron al límite, se enteraron de que Dios puede salvar a la gente y ayudarla a dejar su adicción a los videojuegos y a liberarse de la corrupción de Satanás. Por consiguiente, decidieron creer en Dios y esperaban que Dios salvara a su hijo. A partir de las palabras de Dios comprendieron el origen de la corrupción y la depravación de la humanidad. Vieron la verdad de las tinieblas y la maldad del hombre y comprendieron que sólo Dios puede salvar a la gente y liberarla de la corrupción y la aflicción de Satanás. Lo único que tenía que hacer Xinguang era creer en Dios y comprender la verdad para poder dejar su adicción a los videojuegos. Por consiguiente, le predicaron el evangelio a Xinguang y le guiaron para que leyera las palabras de Dios. Oraron a Dios y le pidieron que salvara a su hijo y que le ayudara a dejar su adicción a los videojuegos… Tras una lucha, Xinguang comenzó a orar a Dios y a confiar en Él. Guiado por las palabras de Dios, acabó dejando su adicción a los videojuegos y liberándose de la corrupción y la aflicción de Satanás. ¡Por fin volvió a casa este hijo que se había perdido sin esperanza en los juegos por Internet y en los cibercafés!

Recomendación:

Película cristiana para jóvenes | “Donde está mi hogar”

Nueva película cristiana en español – Desencadenar el corazón

“¡Soy buena persona!” ¿Qué es una buena persona de verdad?

Comentarios