Suscríbete

Menú

A continuación

Himno cristiano | Nadie puede comprender la autoridad y el poder de Dios

4,289 17/03/2021

Himno cristiano | Nadie puede comprender la autoridad y el poder de Dios
I
Una vez que Dios ha hablado,
Su autoridad toma el control
y lo que ha prometido paso a paso cumplirá.
Todo empieza a cambiar en todo alrededor.
Estos son los milagros de las manos del Creador.
Como cuando llega la primavera, y todo florece,
las aves cantan; la gente llena los campos.
El poder de Dios y Su autoridad no tienen restricción
de tiempo, lugar o persona, ni de situación.
Su autoridad y poder, nadie lo puede imaginar.
Imposible de descifrar y del todo comprender.
II
Cuando Dios cumple Su promesa,
todo en el cielo y la tierra
se renueva y cambia de acuerdo a Su voluntad.
Cuando Él da Su promesa,
todo sirve a su cumplimiento.
Todas las criaturas bajo Su dominio están.
Cada una hace su parte;
todas cumplen su función.
Esto manifiesta la autoridad de Dios.
Como cuando llega la primavera, y todo florece,
las aves cantan; la gente llena los campos.
El poder de Dios y Su autoridad no tienen restricción
de tiempo, lugar o persona, ni de situación.
Su autoridad y poder, nadie lo puede imaginar.
Imposible de descifrar y del todo comprender.
III
Cada muestra de Su autoridad es demostración perfecta
de las palabras que Él dice,
mostradas al hombre y toda la creación.
Todo realizado por Su autoridad,
belleza sin comparación y absoluta perfección.
Como cuando llega la primavera, y todo florece,
las aves cantan; la gente llena los campos.
El poder de Dios y Su autoridad no tienen restricción
de tiempo, lugar o persona, ni de situación.
Su autoridad y poder, nadie lo puede imaginar.
Imposible de descifrar y del todo comprender.
IV
Sus palabras, Su obra, Sus pensamientos y autoridad,
forman una imagen, hermosa, sin comparación.
Para todo ser creado, ningún idioma humano
es capaz de explicar su valor e importancia.
El poder de Dios y Su autoridad no tienen restricción
de tiempo, lugar o persona, ni de situación.
Su autoridad y poder, nadie lo puede imaginar.
Imposible de descifrar y del todo comprender.

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Comentarios