Suscríbete

Menú

¡El problema imposible de Doctor, “la hierba anti picazón” resuelto!

Cuando estaba embarazada de cuatro meses, de repente empezaron a salir en mi piel muchos granos de color rojo e hinchado, los cuales me picaban mucho. No encontraba ningún remedio para el picor, incluso me rascaba los granos hasta que estos se rompían. Por esta razón, mi esposo me llevó al médico y el doctor me dijo: “Estos granos están causados por varias razones, como la humedad, las picaduras de los mosquitos, etc. Dado que estás embarazada de cuatro meses, es mejor no usar medicamentos porque avivarán más su piel y hasta puede dañar a usted y al bebé”. Después de escuchar las sugerencias del médico, me sentí muy decepcionada y pensé: mi cuerpo tiene picazón y siente dolor, pero no puedo tomar ningún medicamento. ¿Cómo se supone que puedo soportar el picor y el dolor? Hoy en día, la ciencia está muy avanzada, ¿no hay alguna medicina que sólo alivie la picazón y que también sea inofensiva para la piel humana? Sin embargo, al no tener ninguna opción, ¡sólo podía soportar la picazón y el dolor por el bien de la salud de mi bebé! Después de regresar a mi casa, mi cuerpo me seguía picando y doliendo, lo que me molestaba e inquietaba. Cuando vi a mi esposo, simplemente lloré perdí los estribos. Todo estaba en mi contra en mis ojos y todos los días me sentía angustiadas, al saber que no podía hacer nada.

Un día, me quejé con mi madre de que siempre tenía protuberancias inexplicables y que no me atrevía a tomar medicamentos, tenía miedo de dañar al bebé y causarle alguna deformidad. En este momento, mi madre me dijo: “En realidad, nosotros no podemos hacer nada, pero para Dios no hay nada imposible que Él no pueda hacer. Cuando Dios creó todo, creó especialmente plantas para la humanidad para curar todo tipo de enfermedades. Para los golpes, para las quemaduras o para cuando estamos enfermos, hay una gran variedad de hierbas para curarnos. Como dice un libro: ‘Entre todas las cosas, Dios creó algunas plantas, animales y varias hierbas que están específicamente destinados a curar heridas o tratar enfermedades en el cuerpo humano. ¿Qué debería hacer alguien, por ejemplo, si se quema o se escalda por accidente con agua caliente? ¿Puedes simplemente enjuagar la quemadura con agua? ¿Puedes simplemente envolverla con cualquier trozo de tela? Si lo haces, la herida podría llenarse de pus o infectarse. Por ejemplo, si una persona tiene fiebre o se resfría, o sufre una lesión mientras trabaja, o tiene dolor estomacal por haber comido algo indebido o desarrolla ciertas enfermedades provocadas por factores relacionados con el estilo de vida o problemas emocionales, incluyendo enfermedades vasculares, problemas psicológicos o enfermedades de los órganos internos, existen plantas correspondientes que curan dichas condiciones. Hay plantas que mejoran la circulación de la sangre y eliminan el estancamiento, plantas que alivian el dolor, que contienen el sangrado, que anestesian, que ayudan a sanar la piel y a que esta regrese a una condición de normalidad y que dispersan la sangre estancada y eliminan las toxinas del cuerpo. En resumen, estas plantas tienen usos en la vida cotidiana. Las personas pueden utilizarlas y Dios las preparó para el cuerpo humano en caso de que las necesitara’ (“Dios mismo, el único VIII”). No importa qué tipo de medicina hagan las personas, están científicamente comprobadas que tienen efectos secundarios, que dañan los órganos de nuestro cuerpo en diferentes grados. Tal como dice el dicho, ‘los medicamentos, son más o menos tóxico’. Aunque estas hierbas pueden parecer insignificantes, pueden ejercer sus funciones específicas y curar todo tipo de enfermedades. Lo más importante es que no son dañinas para nuestro cuerpo. Como el diente de león, un ‘antibiótico natural’, no sólo alivia el calor del verano, sino que también es antiinflamatorio y diurético; la ‘hierba anti picazón’ la podemos tener en la maceta de nuestro jardín, puede ayudarnos a sanar cuando tengamos hinchazones en la piel frotándola una o dos veces. Alivia la picazón y disminuye la inflamación, y es inofensiva para la piel humana”. Después de escuchar las palabras de mi madre, me sorprendió mucho. También tenía una maceta de esta hierba en mi casa, pero no sabía que en realidad tiene un uso tan beneficioso. Me acerqué y miré esta hierba que estaba en la maceta contra el picor con curiosidad, medio dudando y medio creyendo: ¿es esta pequeña planta realmente tan buena como lo ha expresado mi madre? Incluso el médico dijo que no había solución, ¿realmente puede aliviar la picazón y el dolor? Después de volver a casa, me acerque a la maceta que tenía esta hierba anti picazón y la observé cuidadosamente. Tenía hojas pequeñas y redondas, suculentas con borde ondulado. Todavía tenía algunas dudas en mi mente.

la hierba anti picazón

Esta imagen es solo para referencia.

Una noche después de las 22:00, me picaron en el cuerpo algunos insectos desconocidos y mi cuerpo se hinchó. Había bastantes granos grandes que me producía tanto picor que daba vuelta y vuelta en la cama sin poder dormir. Seguí rascándome pero el picor seguía. De repente, recordé la hierba anti picazón que mi madre me había mencionado. Luego cogí algunas hojas para probar. Al aplicar sobre mi cuerpo me sentía mejor y el picor disminuyo. Al cabo de poco tiempo simplemente sentí que mi piel no me picaba tanto. Mi cuerpo dejó de sentir el picor por completo después de frotar la hierba un par de veces, los granos también desaparecieron. No pude evitar suspirar: ¡esta hierba anti picazón creada por Dios es fantástica! Incluso los médicos no pueden hacer nada frente a los granos con comezón, pero la hierba anti picazón puede curarlos. En ese momento, finalmente me di cuenta de que sólo la hierba anti picazón creada por Dios es exactamente lo que la gente necesita y no tiene ningún efecto secundario sobre nosotros. Desde el punto de vista de nosotros, la hierba anti picazón creada por Dios es muy pequeña. ¡Pero sólo cuando se necesita podemos darnos cuenta de su importancia!

Más tarde, leí un pasaje en una publicación: “Dios creó a la humanidad; independientemente de que se hayan corrompido o de que le sigan, Dios trata a los seres humanos como Sus seres más queridos; como Sus seres más queridos, como lo expresarían los seres humanos, y no como Sus juguetes. Aunque Dios dice que Él es el Creador y que el hombre es Su creación, algo que podría insinuar que hay una ligera diferencia de rango, la realidad es que todo lo que Dios ha hecho por la humanidad supera por mucho a una relación de esta naturaleza. Dios ama a la humanidad, cuida de ella, y muestra preocupación por ella; provee, asimismo, constante e incesantemente para la humanidad. Él nunca siente en Su corazón que esto sea un trabajo adicional o algo que merezca mucho reconocimiento. Tampoco estima que salvar a la humanidad, proveer para ella, y concederle todo, sea hacer una gran contribución a la humanidad. Él simplemente provee para la humanidad de forma tranquila y silenciosa, a Su manera y por medio de Su propia esencia, y de lo que Él es y tiene. No importa cuánta provisión y cuánta ayuda reciba la humanidad de Él, Dios nunca piensa en eso ni intenta obtener reconocimiento. Esto viene determinado por Su esencia, y es también precisamente una expresión verdadera de Su carácter” (“La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I”). Es cierto que Dios nos está trabajando en silencio. Antes de que Dios creara a la humanidad, Dios había considerado lo que necesitamos, lo que comemos, lo que bebemos y cómo podemos vivir mejor. Incluso había pensado en las enfermedades que cada uno de nosotros sufrirá por las leyes naturales del cuerpo durante las décadas desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte. Qué tipo de medicina hierbas y plantas necesita ser creada para aliviar el sufrimiento de nuestro cuerpo y aliviar nuestro dolor, ya sea por enfermedad vascular, enfermedad emocional o varias enfermedades crónicas de los nuestros órganos internos, Dios ha hecho los preparativos y arreglos uno por uno, al mismo tiempo, todos los aspectos y minucias Él las tuvo en cuenta. Imagínese si Dios no creó estas hierbas, no consideró estas cosas, o no permitió que los seres humanos conozcan estos misterios, además de padecer todo tipo de enfermedades, también tenemos que tomar el resultado de estas enfermedades: la muerte. Lo que Dios ha hecho en secreto no parece digno de mención en lo superficial, pero es muy importante para todos nosotros, y cada aspecto de Él se integra en nuestras vidas.

Después de una cuidadosa reflexión, descubriremos que, aparte de estas hierbas, hay cosas aún más importantes: aire, luz, temperatura adecuada y todo tipo de alimentos… Podemos decir que todo lo que depende de nuestra vida es creado, suministrado, nutrido por Dios y preparado antes de que Dios haya creado a la humanidad. Como está escrito en la Biblia, después de que los cielos y la tierra y todas las cosas fueron creados, Adán fue creado al sexto día. Y después de que Dios hizo tanto y tan grande para la humanidad, Él nunca nos confesó, ni ha requerido que le paguemos nada a Él. Ya sea que creamos en Su existencia, Su creación, o si reconocemos o no lo que Él ha hecho por nosotros mientras disfrutamos todo lo preparado por Él, Él desinteresadamente provee las necesidades de la humanidad. El amor de Dios es demasiado real y demasiado desinteresado, al mismo tiempo que siento profundamente que sólo el Dios único posee tal esencia. Pensando en esto, mi corazón se conmovió profundamente…

Comentarios