Suscríbete

Menú

A continuación

Película evangélica "El misterio de la piedad: la continuación" Escena 3

2,166 15/11/2018

Dios se encarna para salvar al hombre y, en apariencia, Dios encarnado es una persona corriente. ¿Pero conocen ustedes la diferencia esencial entre la humanidad normal de Dios encarnado y la humanidad de los seres humanos corruptos? Dios Todopoderoso dice: "La carne vestida por el Espíritu de Dios es la propia carne de Dios. El Espíritu de Dios es supremo; Él es todopoderoso, santo y justo. Así, de igual forma, Su carne también es suprema, todopoderosa, santa y justa… Por lo tanto, a pesar del hecho de que el hombre y Cristo moran dentro del mismo espacio, es sólo el hombre quien es dominado, usado y entrampado por Satanás. En contraste, Cristo es eternamente inmune a la corrupción de Satanás porque Satanás nunca será capaz de ascender al lugar del altísimo y nunca será capaz de acercarse a Dios"

Comentarios