¿Por qué solo Pedro reconoció a Jesús como Cristo?

La Biblia registra: "Y viniendo Jesús á las partes de Cesarea de Filipo, preguntó á sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre? Y ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; y otros; Jeremías, ó alguno de los profetas. El les dice: Y vosotros, ¿quién decís que soy? Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos. Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Y á ti daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que ligares en la tierra será ligado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos" (Mateo 16:13-19). Cada vez que yo veía estos versículos, pensaba: Los doce discípulos todos eran seguidores de Jesucristo, pero cuando Jesucristo les preguntó quién creían que era, sus respuestas fueron diferentes. Y solo Pedro dijo que el Señor Jesús era el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Pedro reconoció la sustancia e identidad inherentes de Jesucristo, por lo que su respuesta fue la más precisa y satisfactoria para Jesucristo. Debido a que solo Pedro conocía a Dios, el Señor le dio las llaves del reino de los cielos. Entonces, dado que todos ellos eran discípulos de Jesucristo, ¿por qué solo Pedro reconoció a Jesús como Cristo en ese momento?

Predicas cristianas,Por qué solo Pedro reconoció a Jesús como Cristo

Más tarde, a través de leer la Biblia, me comuniqué con algunos hermanos y hermanas y oré a Dios llevando con algunas preguntas, obtuve alguna iluminación. Me di cuenta de que no era accidental que Pedro reconociera al Señor Jesús como Cristo; en realidad estaba estrechamente relacionado con su observación cuidadosa de la acción de Jesucristo y su ser y sus posesiones en la vida ordinaria. Durante el período de la obra de Jesucristo, Pedro vivió junto con Jesucristo y comió con él. Se concentró en observar cada acción y palabra de Jesucristo en la vida real, y de eso apreció con su corazón la disposición de Dios que Jesucristo reveló y sus emociones . Particularmente, Pedro prestó especialmente atención a las palabras de Jesucristo, en las cuales a menudo buscaba la verdad y buscaba la voluntad de Dios. Descubrió que cada palabra que Jesucristo hablaba era la verdad, y que podía brindar a las personas el suministro de la verdad y la vida, y que nadie podía decir esas palabras. También, gradualmente, conoció la disposición de Dios y lo que Dios tiene y es de las expresiones y el trabajo de Jesucristo. Y vio que aunque Jesucristo parecía un ser humano normal, y no era físicamente imponente o nació en el palacio real o en la familia del noble como la gente imaginaba, sin embargo, lo que expresó Jesucristo era la verdad que no estaba poseída por ninguno de los corruptos, y Él estaba equipado con todo lo que Dios tiene y es. Su magnanimidad era tan ilimitada como los mares y el cielo, y su tolerancia y misericordia para la humanidad no tenía límites, sin embargo, humildemente se ocultó y cenó con los pecadores. Él no era arrogante, ni egoísta, y no tenía rastro de ninguna disposición corrupta de los seres humanos. Todo lo que Jesucristo reveló fue la santidad y la justicia, y Su amor desinteresado por nosotros, la humanidad. Sus emociones de placer, ira, tristeza y felicidad no eran para él mismo. Él se deleitó porque la verdad que expresó Él había traído luz a la humanidad, y estaba apenado porque la humanidad corrupta estaba viviendo en el pecado y siendo afligida por Satanás. La verdad que Jesucristo expresó era la realidad de todas las cosas positivas, y tal esencia y ser solo podían ser poseídos por Dios mismo. Fue a través de cada detalle de su contacto con Jesucristo que Pedro reconoció al Señor Jesús como el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Eventualmente, debido a su conocimiento de Dios, Pedro fue aprobado por el Señor, y el Señor le dio las llaves del reino de los cielos y le confió la misión de apacentar el rebaño.

Envidio y aspiro a la experiencia de Pedro de conocer al Señor Jesús. Y de ella, vi la preciosa cualidad de Pedro: nunca llegó a conocer al Señor Jesús desde Su aparición, sino que experimentó gradualmente las palabras y el trabajo real de Jesucristo, sintiéndolos con su corazón y persiguiendo conocer a Dios y conociendo la sustancia de Dios, la disposición de Dios, el ser y las posesiones de Dios. Y finalmente reconoció al Señor Jesús como el Cristo encarnado. También me ha traído algo de inspiración: si queremos que nuestra creencia en Dios nos permita alcanzar el verdadero conocimiento de Dios, debemos enfocarnos en la palabra de Dios. Porque es a través de Su palabra que Dios nos capacita para conocer Su ser y Sus posesiones, Su disposición, Su voluntad, Sus requisitos de hombre, etc. Además, solo al prestar atención a la palabra de Dios, podemos llegar a conocerlo poco a poco. Estoy dispuesto a buscar la verdad y captar más la intención de Dios en la palabra de Dios como Pedro, experimentar la obra de Dios para obtener conocimiento de la disposición de Dios y buscar ser una persona que conozca a Dios.

Contáctanos

Hoy en día, los desastres están ocurriendo con frecuencia en todas partes y, las profecías sobre el regreso del Señor se han cumplido básicamente. ¿Cómo podemos encontrarnos con Él y ser arrebatados antes del desastre? Este sitio web te proporciona gratuitamente contenidos sobre Estudios Bíblicos, Prédicas Cristianas, Reflexiones Cristianas y una variedad de Películas Cristianas. Si todavía tiene dudas, haga clic en el botón de abajo para contactarnos.