Suscríbete

Menú

Superluna de Sangre de 26 de mayo de 2021: Se acerca el gran y terrible día de Jehová

Seña de los últimos días: La superluna de sangre se verá el 26 de mayo

La frecuente aparición de lunas de sangre en los últimos años ha llamado la atención de muchos eruditos bíblicos. Esto se debe a que la luna de sangre profetizada en el Libro del Apocalipsis indica la llegada del día del juicio de Dios y presagia la ocurrencia de grandes acontecimientos. Según los informes meteorológicos de muchos países y las declaraciones de los astrónomos, el 26 de mayo se producirá la mayor luna de sangre de este año. Un raro fenómeno celestial aparecerá entonces en el cielo: Una superluna de sangre de color rojo se producirá durante un eclipse lunar total, apareciendo más grande y brillante que una típica luna llena. Hay registros de lunas de sangre en todo el mundo, y las lunas de sangre suelen considerarse precursoras de catástrofes o acontecimientos inusuales.

Si echamos un vistazo a la historia, descubriremos con sorpresa que hubo grandes acontecimientos tras la aparición de lunas de sangre.

El 9 de noviembre de 2003 se produjo una luna de sangre, un eclipse lunar total. Y ese año el SARS llegó a Hong Kong.

El 15 de abril de 2014 se produjo un eclipse total de luna (luna de sangre) que fue el primero de cuatro eclipses totales consecutivos en una serie, un raro fenómeno astronómico que solo se ha producido cuatro veces en los últimos 500 años. El día 16, un ferry se hundió en Corea del Sur, dejando más de 300 muertos.

El 29 de marzo de 2021, muchas personas en Taipei vieron una luna de sangre en el cielo nocturno. Tres días después, el 2 de abril, un tren Taroko Express operado por la Administración de Ferrocarriles de Taiwán descarriló, causando muertos y heridos graves, lo que conmocionó a la opinión internacional.

Mucha gente no puede dejar de preocuparse: cada vez que llega una luna de sangre se producirán grandes acontecimientos. Entonces, ¿qué ocurrirá esta vez? Mientras tanto, se preocupan por el destino de nuestra humanidad en el futuro. Como cristianos, ¿cómo debemos tratar la aparición de esta luna de sangre?

Con el cumplimiento de las profecías bíblicas, se acerca el Gran y Terrible Día de Jehová

Es conocido por todos nosotros que hay muchos versos sobre la luna de sangre en la Biblia. Joel 2:29-31 profetiza: “Y en esos días también derramaré Mi espíritu sobre los siervos y las siervas. Y mostraré maravillas en los cielos y en la tierra, sangre y fuego, y columnas de humo. El sol será convertido en oscuridad y la luna en sangre, antes de que llegue el gran y terrible día de Jehová”.* Y en el Apocalipsis 6:12 se registra: “Vi cuando el Cordero abrió el sexto sello, y hubo un gran terremoto, y el sol se puso negro como cilicio hecho de cerda, y toda la luna se volvió como sangre”. En los últimos años, las lunas de sangre han aparecido muchas veces, como la serie de cuatro lunas de sangre que aparecieron a lo largo de 2014 y 2015; la superluna de sangre azul de 2018, que también ocurrió hace 152 años; y la superluna de lobo de sangre que apareció el 21 de enero de 2019. Muchos videntes creen firmemente que la aparición de lunas de sangre es el cumplimiento de las profecías bíblicas, y que el gran y terrible día de Jehová está cerca. En el mundo actual, las guerras y los desastres como los terremotos, las sequías, las inundaciones y las plagas ocurren con frecuencia en varios países; la situación mundial cambia constantemente; la atmósfera se calienta; y especialmente, la inesperada pandemia del COVID-19 ha estado arrasando al mundo desde 2020. Se puede ver que los grandes desastres se están acercando a la humanidad. El Señor Jesús dijo hace mucho tiempo: “Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino, y en diferentes lugares habrá hambre y terremotos. Pero todo esto es solo el comienzo de dolores” (Mateo 24:6-8). La aparición de estos signos es suficiente para demostrar que las profecías bíblicas se han cumplido.

Dios Todopoderoso dice: “¡Abre tus ojos y mira, y podrás ver Mi gran poder en todas partes! Puedes estar seguro de Mí en todas partes. El cosmos y el firmamento están difundiendo Mi gran poder. Las palabras que Yo he hablado se han hecho realidad en el calentamiento del clima, en el cambio climático, en las anomalías dentro de las personas, en el desorden de la dinámica social y en el engaño dentro del corazón de las personas. El sol se blanquea y la luna enrojece; todo está desequilibrado. ¿En verdad seguís sin ver estas cosas?”. “Todo tipo de desastres sucederán, uno tras otro; todas las naciones y todos los lugares experimentarán calamidades: la plaga, el hambre, las inundaciones, la sequía y los terremotos están por todas partes. Estos desastres no ocurren solo en uno o dos lugares, ni terminarán dentro de un día o dos, sino que se extenderán sobre un área cada vez mayor y serán cada vez más severos. Durante este tiempo, surgirán, sucesivamente, toda clase de plagas de insectos, y el fenómeno del canibalismo ocurrirá en todos los lugares. Este es Mi juicio sobre todas las naciones y todos los pueblos”. A partir de estas palabras de Dios, podemos ver que la ocurrencia de varios desastres es la señal de los últimos días como se profetizó en la Biblia, y esto demuestra firmemente que el Señor ha regresado. La ocurrencia de catástrofes nos recuerda, por un lado, que el Señor ha regresado; por otro lado, es el castigo de Dios a esta época malvada. En este momento crucial, ¿cómo debemos recibir el regreso del Señor?

Cómo recibir el regreso del Señor para ser protegidos en las catástrofes

La Biblia registra: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20). “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 2:7). “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen” (Juan 10:27). Para recibir al Señor, lo más importante es escuchar la voz de Dios. Si podemos reconocer la voz de Dios en las palabras pronunciadas por el Señor que ha regresado, podremos seguir los pasos del Cordero y recibir el regreso del Señor.

Ahora estamos en el final de los últimos días, el Señor ya ha regresado en la carne para abrir el pergamino y los siete sellos. Y Él ha expresado millones de palabras y ha hecho una nueva etapa de obra con el nombre de Dios Todopoderoso. El libro “La Palabra manifestada en carne” es la Biblia de la Era del Reino. Las palabras que contiene el libro son las palabras actuales de Dios, que han revelado todos los misterios de la Biblia y nos han dicho todas las verdades que ahora necesitamos entender y entrar en ellas. Estas palabras han sido puestas a disposición del público en línea para que la gente las busque y las investigue. Los verdaderos creyentes que anhelan la aparición de Dios de cada país y nación han escuchado la voz de Dios, han reconocido al Señor que ha regresado y han sido raptados ante el trono de Dios para disfrutar del fastuoso banquete de la Era del Reino. Por lo tanto, nuestra prioridad urgente es dar la bienvenida al regreso del Señor y recibir la salvación de Dios de los últimos tiempos, pues sólo así tendremos la oportunidad de ser protegidos por Dios en los desastres.

Leamos tres pasajes de las palabras de Dios Todopoderoso. Si eres una virgen sabia que anhela el regreso del Señor, definitivamente podrás reconocer la voz de Dios.

Dios Todopoderoso dice: “Estoy llevando a cabo Mi obra por todo el universo y en el oriente se producen estruendos interminables como de truenos que sacuden a todas las naciones y denominaciones. Es Mi voz la que ha guiado a todos los hombres al presente. Hago que todos los hombres sean conquistados por Mi voz, que caigan en esta corriente y se sometan ante Mí, porque desde hace mucho tiempo he recuperado Mi gloria de toda la tierra y la he emitido nuevamente en el oriente. ¿Quién no anhela ver Mi gloria? ¿Quién no espera ansiosamente Mi regreso? ¿Quién no tiene sed de Mi reaparición? ¿Quién no suspira por Mi hermosura? ¿Quién no vendría a la luz? ¿Quién no contemplaría la riqueza de Canaán? ¿Quién no anhela el regreso del Redentor? ¿Quién no adora al que es grande en poder? Mi voz se extenderá por toda la tierra; me enfrentaré a Mi pueblo elegido y les diré más palabras. Como los poderosos truenos que sacuden las montañas y los ríos, digo Mis palabras a todo el universo y a la humanidad. Por tanto, las palabras en Mi boca se han convertido en el tesoro del hombre y todos los hombres aprecian Mis palabras. El relámpago destella desde el oriente hasta el occidente. Mis palabras son tales que el hombre se resiste a renunciar a ellas y, al mismo tiempo, las encuentra insondables, pero se regocija aún más en ellas. Todos los hombres se alegran y regocijan, celebrando Mi llegada como si acabase de venir al mundo un recién nacido. Por medio de Mi voz, traeré a todos los hombres delante de Mí. A partir de entonces, entraré formalmente a la raza de los hombres para que ellos vengan a adorarme. Con la gloria que irradio y las palabras en Mi boca, haré que todos los hombres se presenten ante Mí y vean que el relámpago destella desde el oriente, y que Yo también he descendido al ‘Monte de los Olivos’ del oriente. Verán que llevo ya mucho tiempo en la tierra, ya no como el Hijo de los judíos, sino como el Relámpago del oriente. Porque he resucitado hace mucho tiempo, me he alejado del seno de la humanidad y reaparecido luego con gloria entre los hombres. Soy Aquel que fue adorado en eras innumerables antes de ahora y también soy el infante abandonado por los israelitas en eras innumerables antes de ahora. ¡Además, soy el todo glorioso Dios Todopoderoso de la era actual! Que todos se presenten ante Mi trono y vean Mi semblante glorioso, oigan Mi voz y contemplen Mis obras. Esta es la totalidad de Mi voluntad; es el fin y el clímax de Mi plan, así como el propósito de Mi gestión: ¡que cada nación me adore, que cada lengua me reconozca, que todos los hombres depositen su fe en Mí y que todas las personas se sometan a Mí!”.

Los días llegarán a su fin; todas las cosas del mundo quedarán en nada y todas las cosas nacerán de nuevo. ¡Recordad esto! ¡No lo olvidéis! ¡No puede haber ambigüedad! ¡El cielo y la tierra pasarán, pero Mis palabras permanecerán! Permitidme exhortaros una vez más: ¡No corráis en vano! ¡Despertad! ¡Arrepentíos y la salvación está cerca! Yo ya he aparecido entre vosotros y he alzado Mi voz. Mi voz ha surgido ante vosotros, cada día os confronta, cara a cara, y cada día es fresca y nueva. Tú me ves y Yo te veo. Te hablo continuamente, estoy cara a cara contigo. Sin embargo, tú me rechazas y no me conoces; ¡Mis ovejas pueden oír Mi voz pero vosotros seguís dudando! ¡Vosotros dudáis! Vuestro corazón se ha vuelto insensible, vuestros ojos están cegados por Satanás, y no podéis ver Mi rostro glorioso; ¡qué lamentables sois! ¡Qué lamentables!

Los siete Espíritus ante Mi trono han sido enviados a todos los rincones de la tierra y Yo enviaré a Mi Mensajero para hablar a las iglesias. Yo soy justo y fiel; Yo soy el Dios que examina las partes más profundas del corazón humano. El Espíritu Santo habla a las iglesias y son Mis palabras las que fluyen desde dentro de Mi Hijo; ¡todos los que tengan oídos deben escuchar! ¡Todos los que vivan deben aceptar! Solo come y bebe de ellas y no tengas dudas. ¡Todos los que obedecen y prestan atención a Mis palabras recibirán grandes bendiciones! Todos los que buscan Mi rostro con sinceridad tendrán sin duda nueva luz, nuevo esclarecimiento y nuevas perspectivas; todo será fresco y nuevo. Mis palabras se te aparecerán en cualquier momento y abrirán los ojos de tu espíritu de forma que puedas ver todos los misterios del mundo espiritual y que el reino está entre los hombres. Entra en el refugio y toda la gracia y las bendiciones estarán sobre ti, el hambre y las plagas no podrán tocarte. Los lobos, serpientes, tigres y leopardos no podrán hacerte daño. ¡Tú irás conmigo, caminarás conmigo y entrarás conmigo a la gloria!”.

Hermanos y hermanas, el Señor está llamando a la puerta, ¿han reconocido Su voz?

Las citas bíblicas marcadas (*) han sido traducidas de AKJV.

(Traducido del original en inglés al español por Xinia Arias Quirós)

Recomendación:

Comentarios