¿De qué manera sucederá la segunda venida del Señor?

Después de que el Señor Jesús resucitó y ascendió al cielo, todos los cristianos que sinceramente creyeron en Él comenzaron a esperar su segunda venida. En particular, nosotros que hemos nacido en los últimos días esperamos aún más Su segunda venida cuando Él nos elevará al reino celestial. Mientras nos aferramos a esta esperanza, ¿somos conscientes de la forma en que se manifestará la segunda venida del Señor? Esta pregunta se relaciona con el importante asunto de si somos capaces o no de dar la bienvenida al regreso del Señor, así que es esencial que lo discutamos seriamente.

Imagenes de Jesucristo

Alguien dice que cuando llegue la segunda venida del Señor, Él vendrá definitivamente con nubes en gran poder y gloria, porque hay muchas profecías así dentro de la Biblia. Por ejemplo, “He aqui, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El; [...]” (Apocalipsis 1:7). “Entonces aparecerá en el cielo la señal del Hijo del Hombre; y entonces todas las tribus de la tierra harán duelo, y verán al Hijo del Hombre que viene sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria” (Mateo 24:30). También, cuando el Señor Jesús resucitó y subió al cielo, un ángel dijo: “Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, vendrá de la misma manera, tal como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11). A la luz de estas profecías, algunos hermanos y hermanas creen que la segunda venida del Señor en los últimos días será definitivamente que Él venga con nubes.

De hecho, además de los muchos versículos en la Biblia que profetizan que el Señor vendrá abiertamente con nubes, también están las profecías que dicen que el Señor vendrá en secreto como un ladrón. Por ejemplo, “He aquí, vengo como ladrón. [...]” (Apocalipsis 16:15). “[...] Por tanto, si no velas, vendré como ladrón, [...]” (Apocalipsis 3:3). Y en Mateo 25:6, el Señor Jesús dijo: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’”. Estos versículos dicen muy claramente que, cuando el Señor regrese, no todos podrán verlo, pero que Él vendrá sin que nosotros lo sepamos. En cambio, Su llegada será anunciada por un grito, es decir, por alguien que nos da testimonio del evangelio del regreso del Señor. Después de escuchar este testimonio, debemos abrir nuestras puertas y recibirlo, y solo entonces podremos dar la bienvenida al Señor. Por lo tanto, podemos confirmar que la Biblia profetiza dos maneras en que el Señor regresará: Una es que el Señor vendrá en el Espíritu, cabalgando abiertamente sobre las nubes, y la otra es que el Hijo del Hombre vendrá en secreto.

Sabemos que el Señor es fiel, y ya sea que profetice que vendrá en secreto o abiertamente con nubes, todo será logrado y cumplido. Entonces, ¿cómo exactamente se van a cumplir estas dos profecías totalmente diferentes? Veamos varios versículos de la Escritura para encontrar la respuesta.

En Lucas 12:40, el Señor Jesús dijo: “Vosotros también estad preparados, porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no esperéis” Asimismo, Él dijo en Lucas 17:24–25: “Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación”. Estos versículos profetizan que el Señor regresará en secreto como el Hijo del hombre. Como todos sabemos, “Hijo del hombre” significa alguien que nace del hombre y que posee una humanidad normal. El cuerpo espiritual de Dios no puede ser llamado Hijo del hombre; solo Dios encarnado puede ser llamado así. Como el Señor Jesús, por ejemplo. En esencia, Él era el Espíritu de Dios cubierto con un cuerpo ordinario, y nadie podía decir con solo mirarlo que Él era diferente de una persona normal. Por lo tanto, el tiempo de la obra de Dios encarnado fue la etapa en la que Él vino y obró en secreto. Para decirlo de otra manera, cuando el Señor venga de nuevo en los últimos días, Él aparece primero y realiza Su obra en la carne como el Hijo del hombre, y aquellos que son capaces de escuchar la voz de Dios, a través de las palabras de Dios, serán capaces de reconocer que Él es Dios. Al igual que Pedro y Juan en aquellos días antiguos, por ejemplo, que pudieron reconocer a partir de las palabras que Jesús dijo que Él era el Mesías, y siguieron entonces los pasos del Cordero, y lograron la salvación de Dios. Sin embargo, aquellos que son incapaces de escuchar la voz de Dios, ciertamente juzgan al Dios encarnado por Su apariencia exterior, tratan a Cristo como si Él fuera una persona común, e incluso rechazan, condenan y blasfeman a Cristo en los últimos días, exponiéndolos como vírgenes insensatas. Cuando ocurran los grandes desastres, el Señor comenzará a recompensar a los buenos y a castigar a los malos, y entonces Él vendrá con las nubes y aparecerá abiertamente a todos los pueblos. Cuando llegue ese momento, todos los que resistan a Dios quedarán atrapados en los desastres y habrá mucho llanto y rechinar de dientes. Tal como dice en Apocalipsis 1:7: “He aqui, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El; [...]”.

A partir de esto, podemos ver que el período en el que Dios viene en secreto es la etapa durante la cual Dios realiza Su obra para salvar a la humanidad, y que el tiempo en que Dios venga abiertamente será el tiempo en que recompensará a los buenos y castigará a los malvados. Tal como está escrito en Mateo 24:37-39: “Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre”. ¿Por qué se dice que los días de la venida del Hijo del Hombre serán los mismos que los días de Noé? Todos sabemos que, cuando Noé construyó el arca, predicó al pueblo que Dios destruiría el mundo con el diluvio, pero nadie le creyó, sino que se burlaron de él por estar loco. Cuando el arca fue terminada y las ocho personas de la familia de Noé subieron a bordo, llegaron las inundaciones. A partir de esto podemos ver que, durante los días antes de que ocurrieran las inundaciones, Dios trató de salvar a los hombres, y que cuando vinieron las inundaciones, que fueron el advenimiento de los días de castigo, todos pudieron ver las inundaciones pero ya era demasiado tarde, porque la puerta de la gracia ya estaba cerrada en ese tiempo. Por lo tanto, la etapa en la cual el Señor viene en secreto es la salvación para todos los que creen sinceramente en Dios y aman la verdad, porque pueden escuchar la voz de Dios, recibir el regreso del Señor, ser limpiados y hechos vencedores por Dios. En cuanto a aquellos que pretenden creer en Dios y que odian la verdad, sin embargo, porque se aferran a sus propios conceptos erróneos e imaginaciones, y porque se rehúsan a aceptar la salvación de Dios de los últimos días, e incluso se resisten y condenan a Dios encarnado, ellos serán los objetos del castigo de Dios. Cuando el Señor aparezca abiertamente con las nubes, ellos verán que Aquel a quien se han estado resistiendo es verdaderamente Dios Mismo, pero para entonces su fin estará decidido, y Dios recompensará a los buenos y castigará a los malos. ¿Cómo entonces no se golpearán el pecho con gran llanto y rechinar de dientes? Así, el espectáculo de “y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El” se hará realidad.

A partir de la enseñanza anterior, podemos entender que la segunda venida del Señor en los últimos días tendrá lugar primero por Él encarnando secretamente en la forma del Hijo del Hombre. Antes de que lleguen los desastres, Dios hará un grupo de vencedores y, una vez que Su obra esté terminada, aparecerá abiertamente con nubes para castigar a los malvados que le resistieron. Por lo tanto, si deseamos ser limpiados por Dios y sobrevivir a los desastres, entonces debemos aprovechar nuestra oportunidad de ser salvos por Dios antes de los desastres, no sea que lleguemos a estar entre aquellos por los cuales “y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El”.

Actualmente, los desastres en todo el mundo están creciendo en escala y están sucediendo más y más frecuentemente, y todas las profecías bíblicas que profetizan el regreso del Señor ya se han cumplido básicamente. ¿Qué debemos hacer para seguir los pasos de Dios en este momento clave de la segunda venida del Señor? Apocalipsis 2:29 dice: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”. Y Apocalipsis 3:20 dice: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo”. A partir de estos versículos, podemos ver que cuando llegue la segunda venida del Señor, Él dirá Sus palabras, y por lo tanto debemos ser como las vírgenes prudentes y prestar atención para escuchar la voz de Dios. Cuando oímos a alguien gritar que el novio ha venido, debemos enfocarnos en buscar e investigar, y no solo mirar el cielo esperando que el Señor venga con las nubes, porque solo de esta manera podremos dar la bienvenida al regreso del Señor.

Scripture quotations taken from LBLA. Copyright by The Lockman Foundation.


Vídeo recomendado:

En los últimos días se aviva el ánimo de los cristianos que esperan el regreso del Señor Jesús; pero ¿cómo regresará el Señor exactamente? Unos dicen: "El Señor Jesús vendrá con las nubes". Otros: "Las profecías de Su regreso también precisan: 'He aquí, vengo como ladrón' (Apocalipsis 16:15). 'Pero primero es necesario que Él padezca mucho y sea rechazado por esta generación' (Lucas 17:25). 'Pero a medianoche se oyó un clamor: '¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo'" (Mateo 25:6). Si viene con las nubes a la vista de todos, ¿cómo explicamos el misterio de Su venida en secreto, sufriendo, siendo rechazado y afirmando que otros darán testimonio de Su regreso?". ¿Cómo aparecerá el Señor ante nosotros? El diálogo cómico Cómo viene el Señor exactamente nos resolverá las dudas al respecto.

También te podría interesar leer:

Bienvenido a la página "Estudiar la Biblia", que hay muchos contenidos como Estudios Bíblicos, Predicas Cristianas, Reflexiones Cristianas y una variedad de Películas Cristianas gratuitas. Si tiene algunas dificultades en la fe u opiniones sobre este artículo, puede compartirlo con nosotros y contactarnos a través de la función de chat [en línea] en la esquina inferior derecha de la pantalla, ¡quedamos a la espera de su contacto!

Biblia fácil