Suscríbete

Menú

¿Cómo debemos vigilar y esperar el regreso del Señor Jesús?

Era una tarde de verano, el ardiente sol se estaba ocultando. Li Jiayin y varios compañeros de trabajo estaban sentados a la sombra de una acacia vieja. Al mirar al viejo árbol, recordó su infancia, en la que solía sentarse bajo el árbol con su tío, escuchándolo contar historias bíblicas y testimonios de experiencias de los ancianos con más vida espiritual. Hace unos años, su tío una vez le recordó que debía estar atenta. Ahora, los desastres están empeorando y las cuatro lunas de sangre han aparecido. De estas señales se puede decir con una cierta certeza: El día del Señor ha llegado; el Señor vendrá a cosechar y llevar a los cristianos en cualquier momento. ¿Pero cómo estar vigilantes y esperar el regreso del Señor? ¿Cómo esperar para cumplir con la voluntad del Señor? ¿Qué significa estar atento? Jiayin sintió que no tenía claro estas preguntas, y luego comenzó una conversación con sus compañeros de trabajo.

El compañero de trabajo Wang dijo: “Ser vigilante, creo, se refiere principalmente a orar y leer la Biblia, trabajar duro para el Señor y restringirnos en todo. Tal como está escrito en la Biblia, ‘Y ahora, hijos, permaneced en Él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza y no nos apartemos de Él avergonzados en su venida’ (1 Juan 2:28). Los cristianos nunca podemos desconfianza delante del Señor cuando venga, a menos que nos vigilemos y protejamos todos los días. Ahora, debemos practicar para vigilar y orar las 24 horas. Vigilando y esperando así, el Señor no nos abandonará a Su regreso”.

El compañero de trabajo Zhang tomó el hilo de la conversación y dijo: “En mi opinión, esto todavía no es del todo cierto. El aspecto más importante de estar atento y esperar es guardar el nombre del Señor y seguir Su camino, porque en los últimos días vendrán tiempos difíciles, y el amor del hombre por el mundo será la victoria del Señor. Además aparecerán varias herejías. El Señor Jesús también dijo: ‘Entonces si alguno os dice: ‘Mirad, aquí está el Cristo’, o ‘Allí está’, no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos’ (Mateo 24:23-24). Por esta razón, creo que el requerimiento del Señor para que estemos atentos es principalmente para que nos protejamos contra toda clase de herejías antes de que Él venga sobre una nube para recibirnos. Si alguien predica que el Señor ha venido, no podemos escuchar ni creer. Debemos mantener el nombre del Señor y Su camino, de lo contrario no podemos ser llevados al reino de los cielos”.

El compañero de trabajo Zheng replicó: Es seguro que los falsos cristos aparecerán en los últimos días, sin embargo, cuando aparezcan, también será el momento en que el Señor regrese. Si no escuchamos o creemos en las noticias de que el Señor ha venido, cuando Él realmente ha regresado, ¿cómo podemos darle la bienvenida? Con referencia a estos versículos, creo lo que el Señor quiso decir fue que debemos ganar discernimiento para no ser engañados por falsos Cristos y estar atentos para darle la bienvenida, como dijo el Señor, “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6). Entonces, creo que en la era final de los últimos días, cuando escuchamos la noticia de que “viene el enviado”, es decir, escuchar a alguien predicando sobre el regreso del Señor, debemos prestar atención a las palabras del Señor, al igual que los prudentes. Este es lo verdadero “estar atentos y esperando”. Solo de esta manera podemos dar la bienvenida al regreso del Señor. Si nos aferramos a los pensamientos: todas las noticias que predican que el Señor ha regresado son falsas; nadie puede recibir a estos predicadores. Algunos dicen que el Señor que no viene del cielo es un falso Cristo. Y debemos negar ciegamente a escuchar y creer, creo que hacer esto puede ser muy inapropiado.

El compañero de trabajo Mao dijo seriamente: ¿Es algo arbitrario sacar conclusiones solo por una parte de las escrituras? Estoy pensando: en ese momento, los fariseos judíos ansiaban desesperadamente la llegada del Mesías, y a menudo leían las profecías acerca de su venida. Sin embargo, cuando el Señor Jesús vino a traer su obra, ésta no estaba en línea de sus concepciones e imaginaciones, no solo no reconocieron que el Señor Jesús era el Mesías, sino que se resistieron y lo condenaron, clavándole en la cruz. Como resultado, se convirtieron en pecadores eternos y fueron maldecidos por Dios. Sostengo que en el asunto de esperar la segunda venida del Señor, es mejor que tengamos cuidado para no pecar contra Dios como los fariseos. En caso de que alguien sea testigo del regreso del Señor, nosotros debemos averiguar realmente antes de tomar una decisión. He buscado muchas escrituras relacionadas con la venida del Señor en estos días, y encontré que las profecías sobre la reaparición del Señor generalmente se pueden dividir en dos categorías: un tipo predice la llegada del Señor en una nube, presenciada por todos. Otro predice que el Señor vendrá como un ladrón, tal como se dice en Apocalipsis 3:3: “vendré como ladrón”. También está Mateo 25:6, en el cual se dice: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’”. Estas escrituras demuestran que hay dos tipos de dichos sobre la llegada del Señor: Uno es que vendrá como ladrón, sin que lo sepa nadie. Él, tal vez, vendrá en secreto. La otra es que Él vendrá sobre una nube, y será visto por todos. Él, tal vez, aparecerá a todas las personas públicamente. Mi comprensión personal es que el Señor primero puede venir en secreto, y aparecerá públicamente después de que haya completado Su obra. Será como cuando Jesús vino a trabajar: primero se hizo carne como el Hijo del Hombre y descendió en silencio. Después de completar Su obra, fue clavado en la cruz, después de lo cual resucitó de entre los muertos. Apareció públicamente a la gente durante cuarenta días, y luego ascendió al cielo. Todos sabemos este hecho.

En muchas partes de la Biblia se predice que el regreso del Señor será la “venida del Hijo del Hombre”. Esto se afirma claramente en Lucas 17:24-25: El Señor Jesús dijo: “Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que El padezca mucho y sea rechazado por esta generación”. Este “Hijo del Hombre” se refiere a Dios hecho carne. Además, el Señor Jesús nos dijo claramente, “así también el Hijo del hombre será en su día” y “primero debe sufrir y ser rechazado por esta generación”. Si, cuando viene, el Señor se revela directamente Él mismo a todas las personas, entonces no hace falta decir que no sufrirá por ello y que no puede ser rechazado por esta generación. Por lo tanto, creo que “como ladrón” y “a medianoche” no significa simplemente que nadie sabe cuándo vendrá el Señor. Podrían estar refiriéndose a cómo el Señor volverá como el Hijo del Hombre, en secreto. Si es así, ¿será resistido, condenado y rechazado por el mundo religioso, al igual que el momento en que vino a trabajar? En este caso, debemos ser más cuidadosos cuando miramos y esperamos. Dado que alguien es testigo de la segunda venida del Señor, y especialmente atestigua el trabajo realizado por el Señor que vuelve, que es condenado y rechazado nuevamente por el mundo religioso, debemos buscar e investigar aún más.

El compañero de trabajo Zheng dijo: “No entiendo muy bien cómo hacer para recibir la reaparición del Señor si realmente viene en secreto como el Hijo del Hombre. Aun así, considero que no podemos descuidar los asuntos que involucran la segunda venida del Señor. Especialmente cuando escuchamos a alguien testificar el retorno y las declaraciones del Señor, debemos investigarlo cuidadosamente, orando y buscando más, para ver si es la voz del Señor. Una vez que estemos seguros de que Él es el Señor que vuelve, debemos aceptarlo rápidamente. Esto es exactamente como las palabras en Apocalipsis, ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo’ (Apocalipsis 3:20). Esto es lo que significa estar atento y esperando. No se refiere a esperar que el Señor Jesús venga de las nubes para recibirnos, sino que significa que debemos escuchar atentamente la voz del Señor y buscar Su aparición. Sólo de esta manera no perderemos la venida del Señor. Hemos creído en el Señor por muchos años; ¿no estamos anhelando que el Señor venga a llevarnos? Suponiendo que condenemos al Jesús que no viene de las nubes como un falso Cristo, ¿no nos será fácil condenar al que viene como el Hijo del hombre a través de la encarnación? Si es este el caso, entonces no se sabe cuáles pueden ser las consecuencias”.

Después de escuchar su conversación, había luz en el corazón de Jiayin. Pensó lo que dijeron los compañeros de trabajo Zheng y Mao era razonable, y además, sabía cómo tratar el asunto de estar atento y esperar.

Leer más sobre como esperar la segunda venida de Cristo:

Vídeo recomendado:

Comentarios