Predicación de las 10 vírgenes: ¿Quiénes serán las Vírgenes Prudentes?

Las profecías sobre la segunda venida de Cristo en la Biblia se han cumplido básicamente. Y se profetizó que solo las vírgenes prudentes pueden recibir al Señor. ¿Qué son exactamente las vírgenes prudentes? ¿Cómo deberían las vírgenes prudentes preparar aceite para recibir al Señor?

las Vírgenes Prudentes,la segunda venida de Cristo,predicas cristianas

Enfrentando el día de la aparición del Señor, nosotros, cada hermano y hermana, que tenemos verdadera fe en el Señor esperamos ser las vírgenes prudentes, poder dar la bienvenida al novio y cenar con el Señor. Algunos de nosotros a menudo leemos la Biblia y oramos, miramos y preparamos; algunos eligen trabajar incansablemente, sacrificándose y gastando; otros asisten regularmente a las reuniones, esperando atentamente la llegada del Señor ... Todos se están preparando, gastando y esperando para la segunda venida de Cristo, y están firmemente convencidos de que somos las vírgenes prudentes y que, esperando de esta manera, podemos ciertamente dar la bienvenida al regreso del Señor. ¿Pero está preparado nuestro aceite para el corazón del Señor? ¿Cuáles son las vírgenes prudentes después de todo? ¿Cómo deberían las vírgenes prudentes preparar aceite para recibir al Señor?

Recuerde la Era que Jesucristo vino a obrar hace dos mil años. Los templos luego fueron asolados y convertidos en una cueva de ladrones, sin la gloria de Dios. Cuando el pueblo judío cayó en la oscuridad y no tuvo a dónde ir, Jesucristo, el Mesías, vino e hizo Su obra para redimir a la humanidad, trayendo el camino del arrepentimiento al hombre. En cuanto a aquellos que sinceramente buscaban la verdad y anhelaban la aparición de Dios, ellos, con un corazón que buscaba, podían prestar atención y escuchar la voz de Dios, y así vieron que las palabras y la obra de Jesucristo están llenos de la autoridad y el poder. Al igual que la creación del Creador de los cielos y la tierra y todas las cosas, una palabra de Jesucristo fue capaz de resucitar a los muertos, de reprender al viento y al mar para calmarlos, de alimentar a cinco mil personas con cinco barras de pan y dos peces, y más. Pedro, Natanael, Mateo y los demás en ese momento, a través de las palabras de Jesucristo, reconocieron que Jesucristo es el Mesías prometido, y así lo siguieron. La mujer de Samaria oyó al Señor Jesús decir los secretos que guardaba en lo profundo de ella cuando hablaba con Él, y entonces se dio cuenta de que solo Dios podía revelar estos secretos íntimos y que estas palabras no son lo que una persona puede hablar. Entonces ella, por las palabras de Jesucristo, determinó que Él es el Mesías prometido, y luego lo siguió. Tales personas son vírgenes prudentes. Pero el Pueblo judío que siguió a los principales sacerdotes, escribas y fariseos, pensó que, mientras permanecieran rígidamente en el templo, se aferraran servilmente a la ley y las doctrinas, serían vírgenes prudentes y podrían recibir la llegada del Mesías. Como resultado, preferirían morir de sed o de hambre antes que buscar e investigar las palabras y la obra del Señor. No importa cuán autorizadas y poderosas sean las expresiones del Señor, todas obstinadamente mantuvieron sus propias concepciones e imaginaciones, siguiendo la idea de los líderes judíos de que “Tú no eres la venida de Dios a menos que seas llamado el Mesías”. Por consiguiente, trataron al Señor Jesús como una persona común, refirieron las declaraciones de Dios como palabras del hombre e incluso juzgaron y blasfemaron al Señor Jesús. Finalmente se unieron a los líderes judíos para clavar al Mesías que habían esperado durante mucho tiempo en la cruz, convirtiéndose en las personas que creían en Dios pero que se oponían a Él, y caían bajo la ira y el castigo de Dios. Esto nos permite ver que la sabiduría de las vírgenes prudentes reside en prestar atención a escuchar la voz de Dios y en poder aceptar la verdad después de entender la voz de Dios. Solo de esta forma recibirán la aparición de Dios. Por el contrario, las vírgenes insensatas no pueden escuchar la voz de Dios y no buscan aunque escuchen las palabras de la verdad; se aferran obstinadamente a varias nociones e imaginación propias, y observan y rechazan la apariencia y la obra de Dios, perdiendo así la salvación de Dios. Esto me recuerda: en cuanto a dar la bienvenida a la segunda venida del Señor, si Jesucristo se nos aparece y obra, ¿cuál será nuestra actitud?, ¿podemos reconocer la voz del Señor?. Si nosotros, debido a que no conocemos la voz del Señor, perdemos la oportunidad de recibir al novio y cenar con el Señor, ¿no somos vírgenes insensatas?

Entonces, ¿cómo debemos mirar y preparar el aceite para recibir al Señor? Jesucristo dijo: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo.’” (Mateo 25: 6). “‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20). “‘El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. ...’” (Apocalipsis 2: 7). “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen;” (Juan 10:27). De estas profecías vemos claramente que cuando Jesucristo regrese, Él hablará a las iglesias y buscará a Sus ovejas precisamente a través de Sus palabras. Las vírgenes prudentes, al escuchar a alguien que testifica de la apariencia y las expresiones de Dios, buscarán y escucharán la voz de Dios y abrirán sus corazones para recibir al Señor. Un libro también dice: “Todos los que pueden obedecer las declaraciones actuales del Espíritu Santo son benditos. No importa cómo solían ser o cómo el Espíritu Santo solía obrar en ellos, los que han obtenido la última obra son los más bendecidos y los que no pueden seguir la última obra hoy son eliminados. Dios quiere a los que son capaces de aceptar la nueva luz y Él quiere a los que aceptan y conocen Su última obra. ¿Por qué se dice que debéis ser una virgen casta? Una virgen casta puede buscar la obra del Espíritu Santo y entender las cosas nuevas y, además, puede desechar las antiguas concepciones y obedecer la obra de Dios hoy”. “Así, ya que estamos buscando las huellas de Dios, debemos buscar la voluntad de Dios, las palabras de Dios, las declaraciones de Dios, porque donde están las nuevas palabras de Dios, ahí está la voz de Dios, y donde están las huellas de Dios, ahí están los hechos de Dios. Donde está la expresión de Dios, ahí está la aparición de Dios, y donde está la aparición de Dios, ahí existe la verdad, el camino y la vida”.

De estas palabras, se puede ver que las vírgenes prudentes miran y preparan aceite cuando se trata de recibir al Señor; en otras palabras, pueden dejar de lado sus nociones e imaginación, enfocarse en escuchar la voz de Dios, buscar las huellas de Dios, buscar la nueva obra del Espíritu Santo, aceptar y obedecer la obra de Dios y la palabra de la nueva Era y seguir los pasos del Cordero. Por lo tanto, aquellos que buscaran y examinaran una vez que escuchen la voz de Dios son las vírgenes prudentes. Ellas serán llevadas ante el trono de Dios, disfrutarán de la provisión del agua viva que fluye continuamente, y asistirán a la cena de banquetes del Cordero; mientras que esas vírgenes insensatas, sin importar cuán desoladas y oscuras sean sus iglesias, permanecen firmemente en ellas y se aferran obstinadamente a sus propias ideas e imaginaciones en lugar de buscar las palabras y la obra de Dios, por lo que perderán para siempre la oportunidad de la salvación de Dios en los últimos días.

Scripture quotations taken from LBLA. Copyright by The Lockman Foundation.


Leer más sobre predicación de las 10 vírgenes:

Bienvenido a la página "Estudiar la Biblia", que hay muchos contenidos como Estudios Bíblicos, Predicas Cristianas, Reflexiones Cristianas y una variedad de Películas Cristianas gratuitas. Si tiene algunas dificultades en la fe u opiniones sobre este artículo, puede compartirlo con nosotros y contactarnos a través de la función de chat [en línea] en la esquina inferior derecha de la pantalla, ¡quedamos a la espera de su contacto!

Biblia fácil