01La incredulidad de Tomás como advertencia a quienes reciban el regreso del Señor en los últimos días

La Biblia relata que Tomás no tuvo fe hasta que vio al Señor, quien, por tanto, lo reprendió: “¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron” (Juan 20:29). ¿Qué advierten estas palabras del Señor Jesús a aquellos que lo reciban en los últimos días? Muchos se aferran a la profecía de que el Señor vendrá sobre una nube mientras ignoran las profecías de Su venida en secreto. Se niegan a creer todo testimonio de que el Señor ya ha regresado en la carne y se empeñan en creer exclusivamente en Su regreso cuando lo vean llegar sobre una nube. ¿No se exponen con ello a repetir el error de Tomás?

Versículos bíblicos como referencia

“Entonces los otros discípulos le decían: ¡Hemos visto al Señor! Pero él les dijo: Si no veo en sus manos la señal de los clavos, y meto el dedo en el lugar de los clavos, y pongo la mano en su costado, no creeré. Ocho días después, sus discípulos estaban otra vez dentro, y Tomás con ellos. Y estando las puertas cerradas, Jesús vino y se puso en medio de ellos, y dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Acerca aquí tu dedo, y mira mis manos; extiende aquí tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente” (Juan 20:25-27).
“Jesús le dijo: ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron” (Juan 20:29).
He aquí, viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por Él; sí. Amén” (Apocalipsis 1:7).

02La senda correcta para recibir al Señor

A la hora de recibir al Señor debemos aprender la lección de la incredulidad de Tomás. No podemos esperar a verlo cabalgando sobre una nube para creer. Entonces, ¿cómo podemos recibir al Señor? Él nos lo dejó muy claro: “Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6). El Libro del Apocalipsis profetiza: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20). Como vemos, la clave para recibir al Señor radica en estar atentos a la voz de Dios; esta es la única manera de recibirlo. Cuando oigamos testimonios de que el Señor ha regresado, tenemos que buscar e investigar, y en cuanto reconozcamos la voz de Dios hemos de aceptar y someternos. ¿No es eso recibir al Señor?

Versículos bíblicos como referencia

¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron” (Juan 20:29).

Por eso, también vosotros estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre” (Mateo 24:44).

He aquí, vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela y guarda sus ropas, no sea que ande desnudo y vean su vergüenza” (Apocalipsis 16:15).

Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad” (Juan 16:12-13).

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20).

Pero a medianoche se oyó un clamor: ‘¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo’” (Mateo 25:6).

Y mientras ellas iban a comprar, vino el novio, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta” (Mateo 25:10).

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen” (Juan 10:27).

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Apocalipsis 2:7).

Suscríbete gratis

¡No te pierdas ninguna noticia nueva! Enviaremos el contenido más reciente a tu correo electrónico todas las semanas. Suscríbete ahora.

Artículos para referencia

¿Cómo diferenciar entre las vírgenes prudentes y las necias?

El Señor ha regresado, ¿cómo debemos tratar la segunda venida de Cristo?

¿Cómo será la llegada de Cristo?

Conoce las 3 principales vías para recibir la venida del Señor

Cómo ser arrebatado antes de la tribulación