Después de algunos giros y vueltas recibí el regreso del Señor

Por Bellie, Malasia

Hubo un tiempo en que no me atrevía a buscar e investigar las noticias del regreso del Señor Jesús por temor a ir en el camino equivocado. Luego, después de comprender los principios de discernir entre el camino verdadero y el camino falso, tuve un estándar para evaluar el camino verdadero y supe cómo determinarlo. Así que ya no me sentía preocupado o asustado y finalmente acogí el regreso del Señor por medio de buscar e investigar.

Fui afortunado en escuchar la voz de Dios

En diciembre de 2019, conocí al hermano Yang y a la hermana Fang en Facebook. Más tarde, a menudo hablabamos de creencias, y descubrí que se enfocaban en compartir las intenciones del Señor y en qué tipo de personas le gusta el Señor, qué tipo de personas detesta, cómo debemos practicar para satisfacerlo, y más. Su comprensión de la Biblia era muy esclarecedor y nunca había escuchado a ningún predicador hablar sobre esto. En el pasado, los predicadores habían dicho que mientras observemos el día de reposo, enfocados en leer la Biblia y orar, y persistimos en ofrecer el diezmo, entonces estabamos creyendo y adorando al Señor. Sin embargo, solo a través de la comunión del hermano Yang y la hermana Fang supe que, aparte de hacer esas cosas, también debemos prestar atención a experimentar y practicar las palabras de Dios en nuestras vidas reales, para que nuestros caracteres corruptos puedan ser cambiados y purificados y nuestras acciones puedan glorificarse y dar testimonio de Dios. Solo esto es realmente creer en Dios. Su comunión sonaba nueva, fresca y práctica. De hecho, creer en Dios no es una cuestión simple. Solo cuando los creyentes logremos una transformación en nuestro carácter y nuestra forma de vivir pueda glorificar al Señor, podremos recibir Su aprobación. Pensé en mis diez años de creencia en el Señor: solo había pedido constantemente al Señor gracia y bendiciones, solo quería beneficiarme de Él, pero nunca pensé en hacer algo por Él y en cómo debería practicar Sus palabras para glorificar y darle testimonio. Era demasiado egoísta y realmente no creía en el Señor. Me sentí muy en deuda con el Señor y quería cambiarme a mí mismo. Luego anhelaba escuchar la comunión del hermano Yang aún más, y todos los días asistía a reuniones en línea con él y los demás. Me beneficié mucho de cada una de nuestras reuniones. No solo tenía cierto conocimiento del misterio de la encarnación de Dios, el misterio de los nombres de Dios y las obras que Dios realizó en la Era de la Ley y la Era de la Gracia, sino que también obtuve mucha comprensión del carácter de Dios y Su voluntad para salvar a la humanidad, así como entendí la razón por la cual los fariseos creían en Dios y aún se lo resistieron.

Después de un período de tiempo, sentí que mi corazón se había acercado mucho más al Señor y sentí paz y alegría dentro de mi alma. Estas fueron las únicas reuniones a las que quería asistir. Al mismo tiempo, sentí curiosidad: todos creemos en Dios, pero ¿por qué el hermano Yang y los demás entienden tanto? Más tarde, el hermano Yang me dijo que eran miembros de La Iglesia de Dios Todopoderoso y que entendieron estas cosas de las palabras expresadas por Dios Todopoderoso. Luego usó ejemplos de la Biblia para dar testimonio de la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días para mí. A través de su comunión entendí que el Señor Jesús hizo la obra de redención de la humanidad y que aunque nos perdonó nuestros pecados, nuestras naturalezas pecaminosas aún permanecen, como la arrogancia, el egoísmo y más, son la raíz la cual nos lleva frecuentemente a pecar y confesar. Entonces el Señor Jesús profetizó que volvería en los últimos días para realizar una etapa de la obra de purificación de la humanidad. Tal como el Señor Jesús dijo: “Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir” (Juan 16:12-13). “El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, esa lo juzgará en el día final” (Juan 12:48). Ahora Dios Todopoderoso ha venido y ha pronunciado millones de palabras: ha hecho la obra del juicio comenzando por la casa de Dios, sobre la base de la obra de redención del Señor Jesús para resolver a fondo la fuente de los pecados de la humanidad. Así es como Dios nos purifica y nos cambia, y nos convierte en personas que lo conocen, lo aman y lo obedecen. Finalmente, Dios nos traerá al hermoso reino.

Cuando escuché que el Señor Jesús había regresado, me sentí muy emocionado y realmente no podía creer que fuera verdad. Después, el hermano Yang tomó versos de la Biblia y me dio una comunión detallada sobre el plan de gestión de seis mil años de Dios para salvar a la humanidad, cómo Dios lucha con Satanás y lo derrota paso a paso, la historia interna de la obra de la Era de Ley y la Era de la Gracia, cómo Dios comienza Su obra del juicio en la Era del Reino de los últimos días, etc. La comunión del hermano Yang resolvió algunas de mis nociones e imaginaciones sobre la obra de juicio de Dios. En el pasado, pensé que en los últimos días Dios juzgaría a las personas en el tercer cielo y que Sus creyentes serían traídos al reino mientras que aquellos no creyentes serían arrojados al infierno. Después de la comunicación, finalmente entendí que la obra del juicio de Dios en los últimos días se realiza mediante la expresión de la verdad para exponer las naturalezas corruptas de la humanidad, para que podamos reflexionar y conocernos a nosotros mismos y finalmente lograr la purificación y la transformación. Mientras tanto, también entendí que las tres etapas de la obra de Dios se realizan de acuerdo con lo que la humanidad requiere, que ninguna de ellas puede estar sola y que se complementan perfectamente. Esto es el amor de Dios por nosotros y la sabiduría de la obra de Dios. Al darme cuenta de esto, sentí que mi relación con Dios se había acercado un paso más y quería comprender aún más la obra de Dios. Inesperadamente, justo cuando decidí investigar diligentemente la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días, me vino una molestia ...

El predicador difundió rumores para evitar que estudie el verdadero camino

Un día, el predicador descubrió que estaba investigando la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días, y me llamó para preguntar sobre eso. Le dije que el Señor había regresado como Dios Todopoderoso encarnado, y le envié algunas de las palabras de Dios Todopoderoso, con la esperanza de que él también pudiera investigar. Sorprendentemente, dijo infelizmente: “El gobierno del PCCh y los pastores y ancianos religiosos han calificado a La Iglesia de Dios Todopoderoso como una secta y una herejía. Esto muestra que este camino es falso. No debes creerlo. Deja de asistir a reuniones con la gente de esa iglesia. Te aconsejo que regreses a nuestra iglesia de inmediato”. Con eso, me envió un vídeo de noticias sobre el PCCh condenando a La Iglesia de Dios Todopoderoso. Después de verlo, me zumbaba la cabeza. El predicador me contó muchas cosas que los pastores y ancianos religiosos habían dicho condenando a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Empecé a entrar en pánico y no pude evitar sentirme inseguro, pensando: “Sí. Si este es el camino verdadero, debería ser aceptado y apoyado por el gobierno y el mundo religioso. Pero, ¿cómo pueden condenar a la Iglesia de Dios Todopoderoso? ¿Podría ser que este no es el camino verdadero? Con este pensamiento, me sentí muy asustado y preocupado de desviarme.

Después de eso, hice una excusa y dejé de asistir a reuniones con el hermano Yang y los demás. Por un lado, tenía miedo de ser engañado, y por otro lado, quería calmar mi corazón y recordar lo que habían compartido para ver si tenía que ver con una secta. Pensé en cómo, durante este período de tiempo, cuando asistí a reuniones con ellos, lo que ellos compartieron fue sobre la creencia. Y aunque nunca los conocí, pude sentir su sinceridad. Cuando había problemas que no entendía, hacían todo lo posible para tener una comunión clara sobre ellos. Eran amorosos y pacientes y tenían corazones temerosos de Dios. A menudo me decían que buscaría más la voluntad de Dios cuando me sucedieran cosas. Además, por las palabras de Dios Todopoderoso, había entendido muchas verdades y misterios que antes no me habían quedado claros, y había alcanzado cierto conocimiento de Dios, y había establecido una relación más estrecha con Él. Por todo esto y los testimonios dados por el hermano Yang, los demás y por su forma de vida, sentí que La Iglesia de Dios Todopoderoso no podría ser una secta o una herejía. Pero los pastores y los ancianos y el gobierno del PCCh lo infamaron, diciendo que no era el camino verdadero, entonces, ¿qué debo hacer? Pensando en esto, me sentí perdido y repetidamente me preguntaba si debería continuar investigando la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días. Le oré a Dios y le pedí que me guiara a la elección correcta, después de lo cual pensé en cómo el hermano Yang una vez me dijo que la oposición del PCCh a Dios había traído varios desastres a China y a su gente. También habló sobre cómo el mundo religioso de hoy resiste a Dios y una vez más crucifica a Cristo de los últimos días y que finalmente serán eliminados y abandonados por Dios como los fariseos. Pensé que si Dios Todopoderoso era realmente el Señor Jesús que regresó y no lo investigaba, ¿no perdería mi oportunidad de recibir al Señor? No, debo continuar investigando.

Era consciente de mi desviación al examinar el camino verdadero

Después de eso, una vez más asistí a una reunión en línea con los hermanos y hermanas de La Iglesia de Dios Todopoderoso, y cuando me preguntaron con preocupación qué me había sucedido en los últimos días, les conté sobre mis situaciones. El hermano Yang dijo: “Muchas personas creen que cualquier camino que sea condenado por los gobiernos nacionales o por la mayoría de las personas religiosas no puede ser el verdadero. ¿Es esta opinión realmente correcta? Consideremos: cuando el Señor Jesús apareció y obró, toda la fe judía y el gobierno romano condenaron Su obra como herejía. Entonces, ¿podríamos decir que el camino del Señor Jesús no era el verdadero? La Biblia dice: ‘Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas’ (Juan 3:19). ‘Esta generación es una generación perversa; […]’ (Lucas 11:29). Toda la humanidad vive bajo el dominio de Satanás, está harta de la verdad y odia la verdad, y nadie acoge la llegada de la luz verdadera: ¿cómo podría entonces la llegada del Dios verdadero en medio del hombre no ser rechazada por esta generación malvada? Al igual que cuando el Señor Jesús vino y realizó Su obra, los líderes religiosos inventaron todo tipo de rumores para infamarlo y condenarlo, y finalmente se unieron con el gobierno romano para crucificarlo. De manera similar, hoy, cuando Dios Todopoderoso, Cristo de los últimos días, está llevando a cabo la obra de juicio comenzando por la casa de Dios sobre el fundamento de la obra de redención del Señor Jesús, y está expresando todas las verdades que permiten al hombre alcanzar la salvación completa. No es bien recibido por el mundo y, en cambio, ha sufrido la opresión y la persecución del gobierno del PCCh, así como la resistencia y la condena del mundo religioso. Esto cumple las palabras del Señor Jesús: ‘Porque como el relámpago al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro extremo del cielo, así será el Hijo del Hombre en su día. Pero primero es necesario que Él padezca mucho y sea rechazado por esta generación’ (Lucas 17:24-25).

El PCCh es ateo y siempre ha negado la existencia de Dios. Desde que se fundó la nación, el PCCh siempre ha perseguido las creencias religiosas: quemando copias de la Biblia, demoliendo iglesias y arrestando y persiguiendo sin motivo a cristianos. Se puede decir que el PCCh es un demonio que resiste a Dios. Entonces, ¿está calificado para criticar a algún grupo religioso o iglesia? ¿Cómo podría un régimen satánico que resiste a Dios reconocer la aparición y obra de Dios? ¿Pueden las mentiras del PCCh ser el criterio por el cual medimos el verdadero camino?

Además, muchas personas piensan que los pastores y ancianos religiosos son ciertamente personas que entienden la verdad y conocen al Señor porque han servido al Señor por muchos años y están bien versados ​​en la Biblia, así que si este es el verdadero camino, ellos no lo condenarían. Sin embargo, ¿los hechos son realmente así? Los fariseos en ese momento habían servido a Dios en el templo durante años y estaban familiarizados con las Escrituras, pero ¿sabían el verdadero camino y conocían al Señor? Si tuvieran conocimiento del Señor, ¿podrían no reconocer la voz del Señor? ¿Podrían confabularse con las autoridades romanas para clavar al Señor Jesús en la cruz? Evidentemente, estar familiarizado con la Biblia no es lo mismo que entender la verdad, y mucho menos conocer al Señor. Los pastores y ancianos religiosos de hoy en día están bien versados ​​en la Biblia y a menudo explican la Biblia. ¿Puede esto significar que conocen al Señor? ¿Qué predican? No es más que un conocimiento bíblico y doctrinas teológicas. Nunca hablan de sus testimonios de cómo experimentan las palabras del Señor para lograr la verdadera sumisión al Señor, y los creyentes nunca los escuchan exaltar y testificar las palabras del Señor, o la comunión sobre la voluntad y los requisitos del Señor. El Señor Jesús claramente nos dijo: ‘Pero a medianoche se oyó un clamor: «¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo.»’ (Mateo 25:6). Podemos ver en estas palabras que cuando escuchamos a alguien testificar el regreso del Señor, debemos buscar e investigar activamente, solo esto está acorde con la voluntad del Señor. Sin embargo, ¿qué hacen los pastores y los ancianos? No solo no guían a los creyentes a buscar e investigar el verdadero camino, sino que también sellan las iglesias, difunden los rumores del gobierno del PCCh y evitan que los creyentes estudien el verdadero camino y le den la bienvenida al Señor. Violan abiertamente las enseñanzas del Señor. ¿Son esas personas las que conocen al Señor? Simplemente escuchamos sus opiniones, pero no prestamos atención a las palabras del Señor cuando investigamos el verdadero camino, ¿es eso acorde con la voluntad del Señor? Si pensamos en los creyentes judíos en esos primeros días, carecían de discernimiento y, por lo tanto, creían que los líderes religiosos seguramente entendían la Biblia y conocían a Dios porque eran sirvientes de Dios. Entonces, no importa cómo los fariseos se resistieron al Señor, simplemente los siguieron al hacerlo, y finalmente crucificaron al Señor, convirtiéndose en pecadores que se oponían al Señor. Claramente, si creemos en Dios pero no lo honramos, y no actuamos de acuerdo con Sus palabras, pero solo prestamos atención a lo que dice la gente, podríamos perder fácilmente la salvación de Dios. El Señor Jesús dijo: ‘Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen’ (Juan 10:27). Y el Libro del Apocalipsis profetiza: ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo’ (Apocalipsis 3:20). Esto muestra que cuando el Señor regrese en los últimos días, hablará Sus declaraciones a las iglesias y, por medio de Sus palabras, buscará a Sus ovejas. Si queremos examinar el verdadero camino y aprender sobre la aparición y la obra de Dios Todopoderoso, debemos escuchar las palabras de Dios Todopoderoso para determinar si son las expresiones de la verdad y la voz de Dios. Esta es la única forma de determinar si Dios Todopoderoso es el Señor Jesús que regresó. Por el contrario, si investigamos la obra de Dios Todopoderoso según si el gobierno del PCCh, el mundo religioso o la mayoría de la gente lo aprueba y acepta, pero no nos enfocamos en escuchar la voz de Dios, entonces nunca podremos recibir el regreso del Señor”.

Escuchar la comunión del hermano Yang fue como un despertar repentino para mí. Eso es correcto, pensé. El PCCh es ateo y se opone a Dios. Es absolutamente incondicional condenar a cualquier grupo o iglesia de fe. ¿Cómo pude haber creído sus mentiras? En cuanto a los pastores y ancianos religiosos, solía pensar que eran personas que servían a Dios, entendían la Biblia y esperaban con devoción al Señor. Inesperadamente, al enfrentarse a la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días, no solo no la estudian, sino que nos impiden a los creyentes hacer eso y se confabulan con el gobierno ateo para perseguir a los cristianos de La Iglesia de Dios Todopoderoso. ¿Hay alguna diferencia entre ellos y los fariseos que se resistieron al Señor Jesús hace tantos años? Al igual que mi predicador, cuando le aconsejé que leyera las palabras de Dios Todopoderoso, ni siquiera buscó e investigó con la mente abierta, sino que difundió rumores, juzgó y condenó la obra de Dios en los últimos días, y me impidió contactar a los hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso. ¿Es diferente de los fariseos? Así como el Señor Jesús maldijo a los fariseos: “Pero, ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres, pues ni vosotros entráis, ni dejáis entrar a los que están entrando” (Mateo 23:13). Escuché las palabras de los líderes religiosos, ¡qué ignorante fuí!

Cómo discernir entre el camino verdadero y el camino falso (1): Ver si tiene la obra del Espíritu Santo

El hermano Yang luego dijo: “Hermano, después de escuchar los rumores, comenzó a dudar de si la obra de Dios Todopoderoso es el camino verdadero. Esto demuestra que no comprende la verdad sobre cómo discernir entre el camino verdadero y el camino falso. Si entendemos este aspecto de la verdad, no nos dejaremos influir, no importa quién nos confunda y obstruya. Entonces, ¿cuáles son los principios para distinguir entre el camino verdadero y el camino falso? Leamos las palabras de Dios Todopoderoso y luego lo entenderemos. Las palabras de Dios dicen: ‘¿Cuál es el principio más fundamental en la búsqueda del camino verdadero? Debes ver si existe o no la obra del Espíritu Santo en este camino, si estas palabras son la expresión de la verdad, a quién han sido testificadas y lo que pueden traerte. Distinguir entre el camino verdadero y el falso requiere de varios aspectos de los conocimientos fundamentales, el más fundamental de los cuales es decir si está presente o no la obra del Espíritu Santo. Porque la esencia de la creencia de la gente en Dios es la creencia en el Espíritu de Dios, e incluso su creencia en Dios encarnado se debe a que esta carne es la personificación del Espíritu de Dios, lo que significa que tal creencia sigue siendo la creencia en el Espíritu. Existen diferencias entre el Espíritu y la carne, pero debido a que esta carne proviene del Espíritu, y es la Palabra hecha carne, entonces en lo que el hombre cree sigue siendo la esencia inherente de Dios. Por eso, al diferenciar si este es o no el camino verdadero, por sobre todo se tiene que observar si tiene o no la obra del Espíritu Santo, después de lo cual se debe ver si existe o no la verdad en este camino. La verdad es el carácter de vida de la humanidad normal, es decir, lo que fue requerido del hombre cuando Dios lo creó en el principio, a saber: la humanidad normal por completo (incluyendo el sentido humano, la percepción, la sabiduría y el conocimiento básico de ser hombre). Es decir, se necesita analizar si este camino puede llevar o no la gente a una vida de humanidad normal, si la verdad dicha es o no requerida de acuerdo con la realidad de la humanidad normal, si esta verdad es o no práctica y real, y si es o no la más oportuna. Si existe verdad en ello, entonces será capaz de llevar a las personas a experiencias normales y prácticas; la gente, por otra parte, se hace cada vez más normal, su sentido humano se vuelve cada vez más completo, su vida en la carne y la vida espiritual se vuelven cada vez más ordenadas, y sus emociones se hacen cada vez más normales. Este es el segundo principio. Hay otro principio, que se refiere a si la gente tiene o no un conocimiento cada vez mayor de Dios, si el que experimente este tipo de obra y verdad puede inspirar el amor por Dios en ellos y acercarlos cada vez más a Dios. En esto se puede medir si este es o no el camino verdadero. Lo más fundamental es si este camino es realista en vez de sobrenatural, y si es o no capaz de proporcionar vida al hombre. Si se ajusta a estos principios, puede llegarse a la conclusión de que este camino es el camino verdadero’.

De las palabras de Dios podemos ver que hay tres principios para distinguir entre el camino verdadero y el camino falso. Primero, vea si este camino tiene la obra del Espíritu Santo. En segundo lugar, vea si contiene expresiones de la verdad y puede proporcionar sustento a las necesidades de los creyentes en esta era. En tercer lugar, vea si puede permitir que las personas conozcan a Dios.

Primero veamos el primer principio, que es ver si esta forma tiene la obra del Espíritu Santo. La esencia de nuestra creencia en Dios es la creencia en el Espíritu de Dios, e incluso cuando Dios se hace carne, Su esencia sigue siendo el Espíritu de Dios. Entonces, dado que es el camino verdadero, seguramente tendrá la guía y la obra del Espíritu Santo, y ninguna de las fuerzas de Satanás podrá interponerse en el camino o abolirlo. Esta es una certeza. Además, aquellos que aceptan el verdadero camino pueden recibir la iluminación y guía del Espíritu Santo, y su fe en Dios y su amor por Dios se vuelven cada vez mayores. Al igual que cuando el Señor Jesús apareció para hacer Su obra, trajo a la gente el evangelio del reino de los cielos y les dio el camino del arrepentimiento. Aquellos que realmente siguieron al Señor encontraron liberación, libertad, luz y seguridad en sus corazones después de escuchar los sermones del Señor Jesús. Después de que el Señor Jesús resucitó y ascendió al cielo, el Espíritu Santo aún realizó una gran obra entre las iglesias: aunque los creyentes se enfrentaron a la persecución salvaje y el arresto frenético del mundo religioso judío y el gobierno romano, aún difundieron el evangelio y dieron testimonio del Señor con fe absoluta; incluso si se convertían en mártires, estaban dispuestos y felices de hacerlo. Ahora, el evangelio de la salvación del Señor Jesús se ha extendido hasta los confines de la tierra y se ha convertido en un nombre familiar; ninguna fuerza puede detener la expansión del evangelio del Señor. Todo esto se debe a la obra del Espíritu Santo. Se puede ver que el Señor Jesús nos trajo el verdadero camino.

En los últimos días el Señor Jesús ha vuelto en carne como Dios Todopoderoso. Dios Todopoderoso ha expresado la verdad y ha realizado la obra de juzgar y purificar a las personas, trayéndonos el camino de la salvación. En todas las religiones y denominaciones, aquellos que creen sinceramente en Dios y aman la verdad reconocen la voz de Dios a través de las palabras y la obra de Dios Todopoderoso, y todos se vuelven hacia Él. Leen las palabras de Dios Todopoderoso todos los días, reciben el suministro de las palabras de Dios y comprenden muchas verdades y misterios que antes no les habían aclarado. Cuando les suceden cosas, pueden encontrar el camino para practicar con las palabras de Dios Todopoderoso. Su fe y su amor son cada vez mayores. Además, desde que Dios Todopoderoso comenzó Su obra en China en 1991, ha sufrido la resistencia y la condena del partido gobernante de China y del mundo religioso, pero nada puede detener la expansión del evangelio del reino. Ahora, millones de personas han regresado a Dios Todopoderoso en toda China continental. Y se establecen nuevas ramas de La Iglesia de Dios Todopoderoso en países extranjeros, como Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, España y más; el evangelio de La Iglesia de Dios Todopoderoso se está extendiendo a través de los mares a todas las naciones, simplemente como un rayo. Esto es suficiente para mostrar que el camino de Dios Todopoderoso tiene la obra del Espíritu Santo y por lo tanto es el camino verdadero. Por el contrario, los caminos falsos provienen del hombre y simplemente no tienen la obra y la guía del Espíritu Santo. Incluso si pueden confundir a la gente por un corto tiempo, pronto perecerán por sí mismos. Esto cumple las palabras ‘lo que es de Dios aumentará y lo del hombre disminuirá’”.

Después de escuchar la comunión del hermano Yang, me sentí muy de acuerdo con ella, y no pude evitar pensar en lo que había visto en los vídeos: Cuando los hermanos y hermanas de La Iglesia de Dios Todopoderoso estaban sufriendo todo tipo de crueles torturas por parte del PCCh, juraron nunca negar a Dios o traicionar a Dios, y dieron un testimonio rotundo de Dios al confiar en la fe y el poder que derivaron de las palabras de Dios Todopoderoso. Si no fuera por la obra del Espíritu Santo, ¿cómo podría alguien tener tanta fe? Ahora muchas personas de todas las religiones y denominaciones en países de todo el mundo se han unido a la Iglesia de Dios Todopoderoso. Si no fuera por la obra del Espíritu Santo, ¿qué denominación puede hacer que todas las creencias se vuelvan una?

Cómo discernir entre el camino verdadero y el camino falso (2): Ver si tiene la verdad

El hermano Yang continuó su comunión: “El segundo principio para discernir el camino verdadero y falso es ver si este tiene la verdad, si puede hacer que las personas reciban la provisión y si la vida de las personas se está volviendo cada vez más normal. Como todos sabemos, las palabras expresadas por Dios son toda la verdad, y son la guía y los principios para conducirnos y vivir. Entonces, la característica más obvia del camino verdadero es que contiene expresiones de la verdad. Después de aceptar el camino y practicar la verdad, nuestra forma de vivir se volverá cada vez más normal y sentiremos un cambio cada vez más profundo en nuestro carácter de vida. Por ejemplo, en la Era de la Gracia, el Señor Jesús expresó el camino del arrepentimiento, enseñó a los creyentes a amar a Dios, amar a los demás como a sí mismos y perdonar a los demás setenta veces siete, etc. Estas son todas la verdad y nunca podría ser expresada por ningún ser humano. Si seguimos las enseñanzas del Señor, podremos tener algunos buenos comportamientos externos, vivir una humanidad normal, tolerar y perdonar a los demás y así sucesivamente. Por las palabras expresadas por el Señor y los efectos de Su obra en nosotros, se puede ver que la obra del Señor Jesús es el verdadero camino.

Si deseamos determinar si la obra de Dios Todopoderoso es el camino verdadero, podemos ver si este camino contiene expresiones de la verdad. Todos sabemos que aunque hemos sido perdonados al creer en el Señor, nuestra naturaleza pecaminosa permanece profundamente dentro de nosotros. Así que todavía vivimos en pecado a menudo, no podemos escapar de él, ni practicar las palabras del Señor. Por ejemplo, mentimos y engañamos por el bien de nuestros propios intereses, podemos estar celosos de los demás y podemos odiar a los demás, aún podemos ser arrogantes y vanidosos y lucirnos, nos elevamos y menospreciamos a los demás, y cuando nos sobrevienen desastres naturales o causados por el hombre, cuando nos encontramos con pruebas y tribulaciones, culpamos a Dios y lo traicionamos…. No importa cuánto nos esforzamos, somos incapaces de deshacernos de los grilletes y las limitaciones del pecado. Por eso, cuando el Señor regrese en los últimos días, Él, de acuerdo con nuestras necesidades como humanidad corrupta, ha expresado todas las verdades que nos permiten alcanzar la purificación y la salvación completa sobre el fundamento de la obra del Señor Jesús; esto es para salvarnos completamente de una vida de pecado y confesión. Esto cumple las profecías pronunciadas por el Señor Jesús: ‘Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir’ (Juan 16:12-13). ‘El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, esa lo juzgará en el día final’ (Juan 12:48). Dios Todopoderoso ha expresado millones de palabras. Estas palabras nos dicen los misterios del plan de gestión de Dios, como el misterio del plan de gestión de seis mil años de Dios, los misterios de las tres etapas de la obra de Dios, el misterio de la encarnación de Dios y el misterio de cómo discernir entre el camino verdadero y el camino falso y de cómo discernir entre el Cristo verdadero y los falsos. Las palabras de Dios también revelan la verdad de la corrupción de la humanidad por parte de Satanás, de modo que podamos comprender nuestros propios caracteres satánicos corruptos, como la arrogancia, la vanidad, la perversidad, el engaño, el egoísmo, la despreciabilidad, la codicia y la maldad. Al mismo tiempo, las palabras de Dios nos muestran el camino para transformar nuestros caracteres, como resolver el carácter arrogante y engreído, cómo ser personas honestas, cómo lograr el conocimiento y la obediencia a Dios, etc. Solo al experimentar el juicio y el castigo de Dios conocemos la raíz de nuestros pecados y la resistencia contra Dios, y vemos que debido a que estamos dominados por el carácter satánico, lo que vivimos sigue siendo la fealdad satánica y no tenemos la conciencia y racionalidad de una humanidad normal. Por lo tanto, nos detestamos a nosotros mismos aún más y estamos dispuestos a abandonar nuestra carne y a comportarnos y actuar de acuerdo con las palabras de Dios. Aquellos que han experimentado la obra de Dios Todopoderoso en los últimos días durante algunos años han cambiado su carácter corrupto en diversos grados. Han escrito artículos dando testimonio de sus propias experiencias personales de la obra del juicio de Dios Todopoderoso a través de palabras, incluidas las experiencias y testimonios de cómo se han despojado de su carácter corrupto de ser arrogantes, egoístas y engañosos, y han logrado la purificación, cómo han resuelto su superficialidad y logrado lealtad a Dios, cómo se han arrepentido genuinamente y han practicado ser personas honestas, cómo obedecieron verdaderamente a Dios cuando experimentaron varias pruebas y refinamiento, arrestos y persecuciones por parte del gran dragón rojo, y más. Las experiencias y los testimonios de estos hermanos y hermanas muestran que después de experimentar el juicio y el castigo de las palabras de Dios Todopoderoso, de hecho han logrado alguna transformación en su carácter de vida, se ha purificado su corrupción, y han recuperado la conciencia y el sentido inherentes a la humanidad y se han vuelto más y más como lo que debería ser un ser humano real. Podemos ver por el resultado del juicio de Dios en los últimos días que el camino de Dios Todopoderoso es el verdadero”.

Cómo discernir entre el camino verdadero y el camino falso (3): Ver si puede permitir a las personas conocer a Dios

Seguí escuchando la comunión del hermano Yang sobre el tercer principio de discernir el camino verdadero y el camino falso. Dijo: “Siempre que sea el camino verdadero, es capaz de hacer que las personas tengan una comprensión cada vez mayor de Dios. Esto se debe a que cada vez que Dios obra, revela una parte de Su carácter a las personas y, al experimentar Su obra, podemos obtener un nuevo conocimiento de Él. Esto es como en la Era de la Ley, cuando Jehová Dios proclamó leyes para guiar la vida de la gente. Cualquiera que pudiera cumplir con estas leyes y mandamientos obtendría las bendiciones de Dios. De lo contrario, aquellos que no cumplieran con estas leyes y mandamientos perecerían en el fuego celestial o serían aplastados por las piedras. De esto la gente reconoció la majestad y la ira de Dios y que Su carácter no debe ofenderse, lo que creó en ellos un corazón reverente por Dios. En la Era de la Gracia, el Señor Jesús otorgó gracia y bendiciones infinitas, paz y gozo a las personas, y fue crucificado por el bien de la humanidad para salvarlos de la condenación y el cautiverio de la ley. De las palabras y la obra del Señor Jesús, nos damos cuenta de que Dios está lleno de misericordia y amor por nosotros y que Su esencia verdaderamente es amor. En los últimos días, Dios Todopoderoso expresa las palabras y realiza la obra de juicio, revelando la corrupción y rebeldía de las personas, los motivos y pensamientos incorrectos en lo profundo de nuestro corazón, así como nuestras nociones e imaginaciones acerca de Dios. Esto nos hace ver que Dios escudriña los seres más íntimos de las personas y, mientras tanto, reconocemos que Dios condena y aborrece el pecado. De esta manera, obtenemos un nuevo conocimiento de Dios y vemos que el carácter inherente de Dios no solo contiene amor y misericordia, sino también justicia, santidad, majestad e ira. Si Dios no llevara a cabo Su obra del juicio en los últimos días, no obtendríamos un nuevo conocimiento de Dios, e incluso definiríamos el carácter de Dios tan solo como misericordioso y amoroso. No importa qué tipo de carácter exprese Dios, es la salvación y el amor por la humanidad”.

Después de escuchar la comunión del hermano Yang sobre los tres principios de discernir el camino verdadero y el camino falso, me sentí muy claro en mi corazón. Sí. Si es el camino verdadero, tiene la obra del Espíritu Santo, contiene expresiones de la verdad, puede hacernos lograr la transformación de nuestro carácter de vida y puede incluso capacitarnos para obtener un nuevo conocimiento de Dios. Por el contrario, si es un camino falso o antiguo, no tiene el mantenimiento y la obra del Espíritu Santo, por lo que seguramente es un charco de agua estancada sin importar cuánta gente lo acepte. Sus creyentes no tienen transformación y no son diferentes de las personas del mundo. Es como mi iglesia: aunque parece abarrotada, todavía me falta el verdadero conocimiento de Dios después de mis diez años de fe en el Señor. Además, no puedo poner en práctica las enseñanzas del Señor aunque las conozco bien, a menudo vivo en un ciclo de pecado y confesión, y no he transformado mi carácter de vida. Esto se debe a que la obra del Espíritu Santo ha pasado de las iglesias de la Era de la Gracia a la obra de Dios Todopoderoso de los últimos días. En ese momento, mi corazón se iluminó. Las palabras de Dios Todopoderoso han aclarado los principios de la evaluación del camino verdadero como el cristal. Las palabras de Dios Todopoderoso son la verdad, y la obra de Dios Todopoderoso es el camino verdadero. Realmente acepté a Dios Todopoderoso en mi corazón y me sentí seguro de que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús que regresó. Estaba muy agradecido con Dios por elegirme y usar a los hermanos y hermanas para difundirme el evangelio, de modo que escuché la voz de Dios. También me regocijé de que, gracias a la guía de Dios, los rumores no me engañaron para que dejara de investigar el camino verdadero.

En los días siguientes, leí las palabras de Dios Todopoderoso todos los días, y cada vez que tenía tiempo veía varios vídeos de La Iglesia de Dios Todopoderoso en línea. En el pasado, porque me sentía aburrido, jugaba juegos en línea en mi tiempo libre, pero ahora, con la guía de las palabras de Dios, mi vida se ha enriquecido. Gradualmente, al asistir a reuniones y comuniones de las palabras de Dios Todopoderoso, he comenzado a comprender algo de mi carácter satánico de ser arrogante y engañoso, y practico conscientemente la verdad y busco ser una persona honesta. Ahora, aunque sé que no entiendo muchas verdades, que gran parte de mi carácter corrupto no ha sido limpiado ni cambiado, y que el camino de la fe en Dios no es todo viento en popa, con la guía de las palabras de Dios, tengo la fe para seguir a Dios hasta el final.


Las escrituras tomadas de LA BIBLIA DE LAS AMERICAS® (LBLA) Copyright © 1986, 1995, 1997 por The Lockman Foundation usado con permiso. www.LBLA.com

Contáctanos

Hoy en día, los desastres están ocurriendo con frecuencia en todas partes y, las profecías sobre el regreso del Señor se han cumplido básicamente. ¿Cómo podemos encontrarnos con Él y ser arrebatados antes del desastre? Este sitio web te proporciona gratuitamente contenidos sobre Estudios Bíblicos, Prédicas Cristianas, Reflexiones Cristianas y una variedad de Películas Cristianas. Si todavía tiene dudas, haga clic en el botón de abajo para contactarnos.