Suscríbete

Menú

A continuación

Música cristiana 2020 | Sigue las palabras de Dios y no te perderás

1,846 02/08/2020

I
Dios espera que puedan comer y beber solos,
que siempre vivan en la luz de Su presencia y que,
en su modo de vida, nunca abandonen Sus palabras;
solo entonces podrán estar imbuidos de ellas.
En toda palabra y acción,
seguro que las palabras de Dios te guiarán hacia adelante.
Si te acercas sinceramente a Dios hasta este punto,
podrás comunicarte constantemente con Él
y nada de lo que hagas acabará siendo confuso ni te dejará desorientado.
Definitivamente podrás tener a Dios a tu lado,
y actuar siempre de acuerdo con Su palabra.
Definitivamente podrás tener a Dios a tu lado,
y actuar siempre de acuerdo con Su palabra.
II
Ante toda persona, cuestión o cosa a la que te enfrentes,
la palabra de Dios se te aparecerá en cualquier momento
y te guiará para que actúes con arreglo a Su voluntad.
Hazlo todo según la palabra de Dios
y Él te conducirá en cada uno de tus actos;
nunca te descarriarás
y podrás vivir en una nueva luz,
con un esclarecimiento incluso mayor y más nuevo.
No puedes reflexionar sobre lo que haces empleando conceptos humanos;
debes someterte a la guía de las palabras de Dios, tener el corazón despejado,
quedarte en silencio ante Dios y meditar más.
No te apures para hallar soluciones a lo que no entiendas;
lleva esas cuestiones ante Dios más a menudo y ofrécele un corazón sincero.
III
¡Cree que Dios es omnipotente!
Debes tener una tremenda aspiración por Dios,
al que buscarás vorazmente
mientras rechazas las excusas, intenciones y trampas de Satanás.
No desesperes. No seas débil.
Busca de todo corazón; espera de todo corazón.
Coopera activamente con Dios y záfate de tus trabas internas.
¡Cree que Dios es omnipotente!
Debes tener una tremenda aspiración por Dios,
al que buscarás vorazmente
mientras rechazas las excusas, intenciones y trampas de Satanás.
No desesperes. No seas débil.
Busca de todo corazón; espera de todo corazón.
Coopera activamente con Dios y záfate de tus trabas internas.
Coopera activamente con Dios y záfate de tus trabas internas.
De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Comentarios