¿Sabes por qué el Señor aparece y obra en China a Su regreso?

Las profecías del regreso del Señor ahora se han cumplido en gran medida, por lo que es probable que el Señor ya haya regresado. En todo el mundo, solo La Iglesia de Dios Todopoderoso siempre ha testificado que el Señor Jesús ha regresado y que se hizo carne una vez más para aparecer y obrar en China, cumpliendo así la profecía del Señor Jesús: “Porque así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27). Muchas personas encuentran esta noticia difícil de creer. Creen que, dado que las últimas dos etapas de obra de Dios se realizaron en Israel y que Dios nunca antes había obrado fuera de los límites de Israel, el Señor seguramente regresará a Israel. Encuentran inconcebible que el Señor Jesús aparezca y obra en China. Además, creen que, dado que China es una dictadura atea y el país que más se resiste a Dios y persigue a los cristianos, se preguntan cómo podría encarnarse Dios para aparecer y obrar en China. Pero, ¿es esta opinión que tenemos realmente correcta? Dios es el Dios de toda la humanidad, entonces, ¿podría realmente solo aparecer y obrar en Israel? ¿Cuál es el significado detrás de la aparición y obra de Dios en China en los últimos días? Ahora exploraremos este tema a través de la comunión.

Dios es el Señor de la creación y Su sabiduría es insondable para el hombre

Debido a que Jehová y el Señor Jesús aparecieron y obraron en Israel, estamos seguros de que cuando el Señor regrese, Él solo puede aparecer y obrar en Israel, y que le sería imposible aparecer y obrar en una nación tan resistente a Dios como China. Pero, ¿podría ser que, debido a que Dios previamente hizo la obra de la Era de la Ley en Israel, y luego se hizo carne en Judea para realizar la obra de redención, Él debe absolutamente hacer Su obra en Israel en los últimos días? Piénselo: ¿hay alguna base en las palabras de Dios para que sigamos nuestras nociones e imaginaciones y delimitemos la ubicación de la obra de Dios en Israel? Y si este punto de vista está en desacuerdo con la voluntad de Dios, y el Señor no aparece en Israel cuando regrese, ¿no será entonces muy probable que perdamos la oportunidad de darle la bienvenida al Señor? La Biblia dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaías 55:8-9). La palabra de Dios dice también: “[...] la sabiduría de Dios se eleva más alto que los cielos, los pensamientos de Dios son más altos que los pensamientos del hombre, y la obra de Dios trasciende los límites del pensamiento y la noción del hombre. Cuanto más imposible sea algo, más se debe buscar la verdad; cuanto más allá de la noción y la imaginación del hombre esté algo, más contiene la voluntad de Dios”. La sabiduría de Dios es eternamente más alta que la sabiduría del hombre, y el hombre nunca podrá imaginar las palabras y la obra de Dios. No importa dónde aparezca y obre Dios, siempre tiene un significado y siempre tiene un misterio. Si no buscamos la voluntad de Dios y delimitamos la aparición y obra de Dios confiando en nuestras propias nociones e imaginaciones, entonces seremos muy propensos a resistir a Dios. Cuando el Señor Jesús vino a realizar Su obra, por ejemplo, los fariseos confiaron en sus nociones e imaginaciones creyendo que cuando viniera el Mesías, se llamaría “Mesías”, que nacería en un palacio y que vendría a potenciarlos y llevarlos a deshacerse del dominio romano. Cuando Dios vino, sin embargo, no se llamaba “Mesías”, ni nació en un palacio. En cambio, nació en un pesebre y era increíblemente ordinario y normal. Y por lo tanto, debido a que las palabras y la obra del Señor Jesús no estaban de acuerdo con sus propias nociones e imaginaciones, los fariseos no lo reconocieron como el Mesías, y lo condenaron y se lo resistieron salvajemente, e incluso llegaron a crucificarlo. De este modo, cometieron un pecado atroz y ofendieron el carácter de Dios, por lo que finalmente fueron maldecidos y castigados por Dios. Podemos ver de esto que Dios tiene la última palabra sobre cómo exactamente aparece y hace Su obra, y no hace Su obra de acuerdo con las imaginaciones del hombre. Por lo tanto, no debemos seguir nuestras propias nociones e imaginaciones para delimitar a Dios, diciendo que Él no puede hacer Su obra en China. Ya sea que la ubicación de la obra de Dios en los últimos días concuerde con nuestras nociones o no, lo único inteligente es elegir buscar y someterse. El Señor Jesús dijo: “[...] buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá” (Mateo 7:7). Mientras busquemos con un corazón humilde, Dios seguramente nos guiará e iluminará para que podamos entender y conocer Su obra.

Entonces, ¿por qué el Señor aparece y obra en China cuando regresa, y no en Israel? De hecho, la sabiduría de Dios está detrás de su elección del lugar para realizar Su obra, y siempre hay verdad que buscar en Su elección. Ahora compartiremos comunión en los dos aspectos del significado detrás de Dios eligiendo aparecer y obrar en China en los últimos días.

El propósito y el significado de Dios apareciendo y obrando en China (1)

Con respecto al primer aspecto del significado detrás de la aparición y la obra de Dios en China, leamos primero un pasaje de las palabras de Dios. La palabra de Dios dice: “La obra de Jehová fue la creación del mundo, el principio; esta etapa de la obra es el final de la misma, la conclusión. Al principio, la obra de Dios se llevó a cabo entre los escogidos de Israel, y fue el comienzo de una nueva época en el más santo de todos los lugares. La última etapa de la obra se lleva a cabo en el más inmundo de todos los países, para juzgar al mundo y poner fin a la era. En la primera etapa, la obra de Dios se llevó a cabo en el más brillante de todos los lugares, y la última etapa tiene lugar en el más oscuro de todos ellos; estas tinieblas serán eliminadas, la luz será traída, y todas las personas conquistadas. Cuando las personas de este, el más inmundo y oscuro de todos los lugares, hayan sido conquistadas, y toda la población haya reconocido que hay un Dios, que es el Dios verdadero, y toda persona haya sido totalmente convencida, esta realidad se usará para llevar a cabo la obra de conquista en todo el universo. Esta etapa de la obra es simbólica: una vez haya finalizado la obra de esta era, la de 6000 años de gestión llegará a un completo final. Una vez conquistados los que pertenecen al lugar más oscuro de los lugares, sobra decir que también ocurrirá lo mismo en todas partes. Por tanto, sólo la obra de conquista en China conlleva un simbolismo significativo. China personifica a todas las fuerzas de las tinieblas, y el pueblo chino representa a todos los que son de la carne, de Satanás, y de la carne y la sangre. El pueblo chino es el que ha sido más corrompido por el gran dragón rojo, el que se opone a Dios con más fuerza, el que tiene una humanidad más vulgar e inmunda y, por tanto, es el arquetipo de toda la humanidad corrupta. Esto no quiere decir que otros países no tengan problemas en absoluto; los conceptos del hombre son todos iguales, y aunque las personas de estos países puedan ser de un buen calibre, si no conocen a Dios es que se oponen a Él. […] Es en el pueblo de China donde la corrupción, la inmundicia, la injusticia, la oposición y la rebeldía se manifiestan de manera más completa y se revelan en todas sus diversas formas. Por un lado, son de pobre calibre, y por otro, sus vidas y su mentalidad son retrógradas, y sus hábitos, su entorno social, su familia de nacimiento son pobres y de lo más atrasado. Su estatus también es bajo. La obra en este lugar es simbólica, y después de que esta obra de prueba se haya llevado a cabo en su totalidad, Su obra subsiguiente irá mucho mejor. Si esta etapa de la misma puede completarse, la subsiguiente no admite discusión. Una vez que esta etapa de la obra se haya cumplido, se habrá logrado por completo un gran éxito, y la obra de conquista a lo largo de todo el universo habrá llegado a su entero fin. De hecho, una vez que la obra entre vosotros haya sido exitosa, esto equivaldrá al éxito a lo largo de todo el universo. Este es el sentido de por qué quiero que actuéis como modelo y una muestra”. Podemos entender de las palabras de Dios que la ubicación que Dios elige para Su obra en cada época siempre se basa en las necesidades de la obra misma; la ubicación que elige tiene un significado representativo y siempre es la opción más apropiada. Por ejemplo, la razón por la cual Dios obró en Israel durante las Eras de la Ley y la Gracia fue porque estas dos etapas pasadas de la obra fueron para guiar al hombre en su vida en la tierra y luego redimir a la humanidad. En la Era de la Ley, Dios usó a Moisés para proclamar las leyes y decretos para que el hombre supiera qué era el pecado, cómo adorar a Dios, etc. En la Era de la Gracia, el Señor Jesús encarnado fue crucificado por el bien del hombre, y lo redimió del pecado para que las personas pudieran escapar de ser condenadas y maldecidas por las leyes y estar en condiciones de presentarse ante Dios para confesarse y arrepentirse. Estas dos etapas de obra se hicieron solo para que el hombre pudiera conocer sus pecados y confesarlos, y no tocaron cambiar el carácter satánico corrupto del hombre. Los israelitas fueron los primeros elegidos de Dios; fueron los menos corrompidos de toda la humanidad y las primeras personas en adorar a Dios. Aceptaron fácilmente y se sometieron a la obra que Dios hizo en ellos, antes de difundirla a los gentiles para que aún más personas pudieran recibir la salvación de Dios. Esto fue beneficioso para extender la obra del evangelio, por lo que fue más apropiado y significativo para Dios elegir realizar estas dos últimas etapas de obra en Israel.

Al regresar en los últimos días, el Señor hará la obra de conquistar y perfeccionar al hombre. Esto significa que Él expresa Sus palabras para juzgar y exponer todos los caracteres corruptos satánicos de la humanidad y nuestra naturaleza resistente a Dios, y nos salva de los cautiverios del pecado de una vez por todas. Él hace esto para que podamos ser limpiados y convertirnos en personas que obedecen y adoran a Dios, y al final Él derrotará completamente a Satanás y salvará a toda la humanidad. Es por eso que si Dios hiciera esta obra en un país como Israel, donde la gente cree y adora a Dios, entonces Él no podría lograr el efecto deseado. Solo haciendo Su obra en el lugar más corrupto y más resistente a Dios, y conquistando a la gente de ese lugar, que es el equivalente a conquistar a toda la humanidad, Satanás puede ser completamente avergonzado y derrotado. Esta es la forma más convincente para que Dios haga Su obra. En todo el mundo, China es la nación más oscura y atrasada que se niega por completo a reconocer la existencia de Dios. China siempre ha promovido el ateísmo y ha utilizado la educación formal y la influencia de los grandes y famosos para adoctrinar a su pueblo con falacias satánicas como “el hombre puede conquistar la naturaleza”, “No hay Salvador en el mundo”, “Los seres humanos evolucionaron de los simios”, “Yo soy mi propio Señor en el cielo y en la tierra” Y “La legitimidad es del ganador; los perdedores están siempre equivocados”. Hacen esto para que las personas no crean en la existencia de Dios desde una edad temprana y no sepan que deben creer y adorar a Dios. Por el contrario, las personas creen que pueden forjar un buen futuro con sus propias manos, y consideran la fama, la fortuna, el estatus y el dinero como objetivos por los que luchar y perseguir toda su vida. Las personas no se detendrán ante nada por el bien de sus propios intereses, compiten entre sí e intentan burlarse unos a otros con engaños, e incluso llegan a hacerse enemigos y tomar represalias contra cualquier desaire, y así sucesivamente. El pueblo chino se ha vuelto increíblemente arrogante, egoísta, malicioso, engañoso y malvado, y son los más rebeldes y tienen el peor carácter resistente a Dios de toda la humanidad. Además, desde que llegó al poder, el PCCh ha calificado al cristianismo y al catolicismo como “secta”, y siempre ha arrestado y perseguido frenéticamente a los cristianos. Muchos cristianos han tenido a sus familias desgarradas y han sido perseguidos hasta la muerte, y el PCCh intenta en vano prohibir la obra de Dios en China y establecer a China como una zona atea. Está claro que China es el lugar donde las personas son las más profundamente corrompidas por Satanás, y las más oscuras y malvadas que más severamente resisten a Dios. Es por eso que es más significativo que Dios se haga carne en China para hacer Su obra de juzgar, castigar, conquistar y perfeccionar al hombre. En Su obra en los últimos días, Dios expresa Sus palabras y realiza la obra del juicio, y usa Su sabiduría y poder en la guarida de Satanás para conquistar y formar un grupo de vencedores que tienen una sola mente con Dios. Convierte a estas personas que son las más rebeldes y que más resisten a Dios en personas que pueden obedecerlo y adorarlo, obteniendo así la gloria de aquellos que han sido corrompidos más profundamente. Esto es algo que causa a Satanás la mayor vergüenza, y es una prueba de la victoria total de Dios sobre Satanás. Al conquistar al pueblo de China quienes han sido corrompidos más profundamente, y convertirlos en modelos y ejemplos de aquellos que obtienen la salvación de Dios, los pueblos de las naciones que adoran a Dios pueden ser más fácilmente conquistados, por lo que la realización de esta obra es equivalente a la completa realización de la obra de Dios para salvar a toda la humanidad. Si Dios eligiera obrar en Israel en los últimos días, ¿estaría Satanás convencido? ¿Se lograría este resultado? Por lo tanto, lo más apropiado es que Dios haga Su obra en China en los últimos días, y al hacerlo, la sabiduría y la omnipotencia de Dios se revelan por completo.

El propósito y el significado de Dios apareciendo y obrando en China (2)

Además de este aspecto, también hay otro aspecto del significado de Dios obrando en China en los últimos días. Leamos un par de pasajes de las palabras de Dios, y luego lo entenderemos. La Palabra de Dios dice: “Cuando llegue el Salvador durante los últimos días, si se le siguiera llamando Jesús y naciera de nuevo en Judea e hiciera Su obra allí, entonces esto demostraría que Yo sólo creé y redimí al pueblo de Israel y que no tengo nada que ver con los gentiles. ¿No contradiría esto Mis palabras de que ‘Yo soy el Señor que creó los cielos y la tierra y todas las cosas’? Dejé Judea y hago Mi obra entre los gentiles porque no soy solamente el Dios del pueblo de Israel, sino el Dios de todas las criaturas. Aparezco entre los gentiles durante los últimos días porque Yo no sólo soy Jehová, el Dios del pueblo de Israel, sino, además, porque Yo soy el Creador de todos Mis escogidos entre los gentiles. No sólo creé a Israel, Egipto y Líbano, sino que también creé a todas las naciones gentiles más allá de Israel. Y, debido a esto, Yo soy el Señor de todas las criaturas. Simplemente usé Israel como el punto de partida para Mi obra, empleé Judea y Galilea como las fortalezas de Mi obra de redención y usé las naciones gentiles como la base desde la que pondré fin a toda la era”. “Esto es así para que en esta era final Mi nombre se engrandezca entre las naciones gentiles, para que Mis acciones sean vistas por los gentiles y que me llamen el Todopoderoso a causa de ellas, y para que Mis palabras puedan cumplirse pronto. Haré que todos sepan que no sólo soy el Dios de los israelitas, sino también de todas las naciones de los gentiles, incluso de aquellas que he maldecido. Haré que todos vean que Yo soy el Dios de toda la creación. Esta es Mi mayor obra, el propósito del plan de Mi obra para los últimos días y la única obra que se ha de llevar a cabo en los últimos días”.

Podemos ver por las palabras de Dios que Dios obra en China en los últimos días para que no lo delimitemos, y también para expulsar nuestras nociones e imaginaciones. Debido a que las últimas dos etapas de obra de Dios se realizaron en Israel, delimitamos a Dios como el Dios de los israelitas y como que es solamente capaz de realizar Su obra en Israel. Si Dios se hiciera carne en los últimos días para obrar nuevamente en Israel o Judea, entonces eso haría que las personas delimiten a Dios aún más por ser solamente capaz de obrar en Israel y ser el Dios de los israelitas, sin tener nada que ver con los gentiles. Al hacer esto, estaríamos limitando a Dios a los confines de Israel; Dios no tendría lugar para estar entre los gentiles, y nadie reconocería que Dios es el Dios de toda la humanidad, que Él es el único Dios verdadero. Dios conoce las nociones del hombre y elige hacer Su obra en los últimos días en China, la nación gentil del gran dragón rojo, e iniciar allí una nueva obra. Al hacerlo, contrarresta las nociones del hombre y nos hace ver que no solo es el Dios de los israelitas, sino que también es el Dios de todos los pueblos gentiles y el Dios de todos los seres creados. Nos hace ver que no es propiedad personal de ninguna nación o pueblo, y que tiene el derecho de hacer la obra que quiere hacer en cualquier grupo. Sin embargo, donde sea que Dios obre, Su identidad y esencia nunca cambian: siempre es el Señor de la creación, a quien las personas de cualquier nación deben adorar. ¡Podemos ver de esto que hay un gran significado detrás de que Dios elija obrar en China, y que Dios es tan sabio y todopoderoso!

De hecho, ya sea que Dios obra en Israel o regresa en los últimos días para encarnar y aparecer en China, lo hace solo para salvar a toda la humanidad. Han pasado casi 30 años desde que Dios Todopoderoso apareció y comenzó Su obra en China, y ya ha hecho un grupo de vencedores allí. Las palabras expresadas por Dios Todopoderoso y los testimonios victoriosos de los elegidos de Dios en China están ahora en internet para que toda la humanidad los busque e investigue. El evangelio del reino se está extendiendo actualmente a todas las naciones del mundo, y cada vez más personas escuchan las palabras de Dios Todopoderoso y las reconocen como la voz de Dios, regresando a la casa de Dios una tras otra. Esto cumple exactamente estas palabras del Señor Jesús: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:27).

Si deseamos ser las vírgenes prudentes que acogen al Señor, entonces debemos dejar de lado nuestras nociones y buscar con el corazón abierto, concentrarnos en escuchar la voz de Dios y analizar de manera realista si las palabras de Dios Todopoderoso son o no la voz de Dios y la verdad. Esta es la forma más correcta para investigar el camino verdadero. Si, incluso antes de haberlo examinado, seguimos nuestras nociones e imaginaciones para decidir que no es posible que el Señor pueda aparecer y obrar en China cuando regrese, entonces es muy probable que perdamos nuestra oportunidad de acoger al Señor y a la vez perder la salvación de Dios en los últimos días. La Palabra de Dios dice: “¡Haz a un lado tus nociones! Tranquilízate y lee con cuidado estas palabras. Si anhelas la verdad, Dios te esclarecerá para entender Su voluntad y Sus palabras. ¡Haced a un lado vuestras opiniones de lo que es “imposible”! Cuanto más crea la gente que algo es imposible, es más factible que ocurra, porque la sabiduría de Dios se eleva más alto que los cielos, los pensamientos de Dios son más altos que los pensamientos del hombre, y la obra de Dios trasciende los límites del pensamiento y la noción del hombre. Cuanto más imposible sea algo, más se debe buscar la verdad; cuanto más allá de la noción y la imaginación del hombre esté algo, más contiene la voluntad de Dios. Porque no importa dónde se revele Dios, Dios sigue siendo Dios y Su esencia nunca cambiará por la ubicación o la forma de Su aparición. El carácter de Dios permanece igual independientemente de en dónde estén Sus huellas. No importa dónde estén las huellas de Dios, Él es el Dios de toda la humanidad. Por ejemplo, el Señor Jesús no es sólo el Dios de los israelitas, sino que también es el Dios de toda la gente de Asia, Europa y América y, más aún, el único Dios en todo el universo. ¡Así que busquemos la voluntad de Dios y descubramos Su aparición a partir de Sus declaraciones, y sigamos Sus huellas! Dios es la verdad, el camino y la vida. Sus palabras y Su aparición existen simultáneamente y Su carácter y Sus huellas siempre van a estar accesibles a la humanidad”.

Nota del editor: Confiamos en que esta comunión ahora les haya aclarado el tema de si Dios puede o no aparecer y obrar en China, así como el significado detrás de Su aparición y obra en China. Si desea saber más, lea “La Palabra manifestada en carne” como lo expresó Dios Todopoderoso, o póngase en contacto usando el chat en línea. Estamos disponibles en cualquier momento para responder cualquier pregunta que pueda tener.

Some Scriptures taken from LBLA. Copyright by The Lockman Foundation


Recomendación para usted:

Características de la iglesia Filadelfia: Cómo podemos encontrar la iglesia Filadelfia que se profetiza en el Apocalipsis

Catástrofes frecuentes: cómo ser vírgenes prudentes a la hora de recibir al Señor

Contáctanos

Hoy en día, los desastres están ocurriendo con frecuencia en todas partes y, las profecías sobre el regreso del Señor se han cumplido básicamente. ¿Cómo podemos encontrarnos con Él y ser arrebatados antes del desastre? Este sitio web te proporciona gratuitamente contenidos sobre Estudios Bíblicos, Prédicas Cristianas, Reflexiones Cristianas y una variedad de Películas Cristianas. Si todavía tiene dudas, haga clic en el botón de abajo para contactarnos.