Suscríbete

Menú

La voluntad de Dios es entendida, el cancer fue curado milagrosamente.

Xiaojuan tenía molestias en el estómago desde hace algún tiempo. No podía evitar pensar en sus familiares que habían muertos: su madre murió de cáncer de colon hace mucho tiempo; después de unos años su hermana mayor y un hermano mayor murieron a causa de la misma enfermedad; poco tiempo después, su hermana menor y su sobrina muy joven, también fallecieron a causa del cáncer de colon. Era una enfermedad típicamente hereditaria. Los síntomas que sentía Xiaojuan era similares al cáncer de colon, a Xiaojuan la desconcertaba un poco…

Llamaron a la puerta de su casa, esto hizo que interrumpieran, los pensamientos de Xiaojuan. Era su hermana más menor. Preguntó a Xiaojuan antes de que ella pudiera hablar, "Hermana, no te he visto últimamente. ¿Por qué tú estás tan delgada?". Estas palabras sorprendieron a Xiaojuan, y luego ella habló sobre sus síntomas de estos días. Después de escuchar esto, su hermana dijo ansiosamente: "Debe ir al hospital y hacerte un chequeo médico tan pronto como sea posible. No esperes más".

Al día siguiente, Xiaojuan fue al hospital en una moto eléctrica. Después del examen del doctor, el médico le dijo positivamente a Xiaojuan: "Usted tiene cáncer de colon y el cáncer está en una etapa avanzada". Ante esta grave noticia, Xiaojuan casi se desmorona. Debido a su fuerte voluntad de vivir, se animó y le preguntó al médico: "Doctor, ¿puede cortarlo?". El médico negó con la cabeza y dijo con resignación: "Las células cancerosas se han extendido. No hay nada que yo pueda hacer al respecto". Las palabras del doctor cortaron su corazón como un cuchillo, lo que la hizo sentir inquieta y atemorizada. Luego le preguntó al médico: "¿puede curar el cancer?". El doctor negó con la cabeza "no". En este momento, la desesperación mezclada con el miedo se apoderó de ella. Pensó: dejar de lado el hecho de que no tengo dinero para hacer la operación; incluso si tengo dinero, no servirá de nada. Cuando los miembros de mi familia enfermaron, cada uno de ellos pagó mucho para tratar la enfermedad, pero finalmente fallecieron… Xiaojuan dejó escapar un gran suspiro: parece que todo lo que puedo hacer es esperar a que muera.

De camino a casa, Xiaojuan estaba desesperada, y no pudo evitar que las lágrimas corrieran por su rostro. Al pensar que moriría de cáncer de colon, se sintió dolorida y perdida. En su desesperación, de repente pensó en Dios. Ella parecía haber aprovechado la oportunidad de la vida y de inmediato oró a Dios en su corazón: "¡Oh Dios! Ahora tengo una enfermedad incurable. Sé que mi vida está en tus manos. Si no me dejas morir, no moriré aunque no reciba el tratamiento; si Tú has ordenado que yo muera, no podré sobrevivir sin importar lo que haga. Oh Dios, dejo mi vida en Tus manos. Estoy dispuesto a obedecer Tus órdenes y dispociciones…".

Después de orar, Xiaojuan pensó en las palabras de Dios: "No pierdas la esperanza ante la enfermedad, sigue buscando y nunca te rindas, y Dios hará brillar Su luz sobre ti. ¿Cuánta fe tenía Job? ¡Dios Todopoderoso es un médico lleno de poder! Vivir en la enfermedad es estar enfermo, pero habitar en el espíritu es estar bien. Si aún tienes aunque sea un aliento de vida, Dios no te dejará morir. La vida del Cristo resucitado está dentro de nosotros. Realmente nos falta fe en la presencia de Dios, y ojalá que Dios ponga la verdadera fe dentro de nosotros. ¡La palabra de Dios es verdaderamente dulce! ¡La palabra de Dios es medicina potente! ¡Avergüenza al diablo y a Satanás! Si nos aferramos a la palabra de Dios, tendremos apoyo y Su palabra salvará nuestros corazones rápidamente. Ella disipa todas las cosas y pone todo en paz. La fe es como un puente de un solo tronco: aquellos que se aferran miserablemente a la vida tendrán dificultades para cruzarlo, pero aquellos que están dispuestos a sacrificarse pueden pasar sin preocupación. Si el hombre tiene pensamientos de duda y de temor, es un engaño de Satanás. Él teme que crucemos el puente de la fe para entrar en Dios. Satanás diseña todos los medios posibles para enviarnos sus pensamientos; siempre debemos orar para que la luz que Dios brille sobre nosotros, y siempre debemos confiar en Dios para purificarnos del veneno de Satanás. Siempre debemos practicar en nuestros espíritus el acercarnos a Dios".  Cada palabra de Dios tocó su corazón. Ella se dio cuenta: la enfermedad que viene sobre mí es la aflicción de Satanás; Satanás simplemente usa la enfermedad para dejarme ser débil, caer en su trampa y vivir en el dolor y la desesperación. En realidad, la vida de cada persona es dada por Dios, y si vivimos o morimos está en las manos de Dios. Debería tener fe en Dios; incluso si Dios me quita la respiración, nunca debería quejarme contra él. Bajo la guía de las palabras de Dios, el corazón de Xiaojuan fue lentamente calmándose. Porque ella sabía que Dios es su confianza para siempre. Reflexionando sobre las palabras de Dios, regresó a casa sin saberlo.

Después de irse a casa, no pudo evitar pensar en su hijo: mi esposo dejo pronto esta vida, y si yo muero, no habrá nadie que cuide a mi hijo. Al pensar en esto, no pudo controlar su estado de ánimo y lloró tristemente. Luego se arrodilló y oró a Dios de nuevo: "Dios mío, me siento tan mal. Sé que la vida y la muerte del hombre están en tus manos, y mi destino también está bajo tu control. Te ruego que me protejas de caer presa de las trampas de Satanás, para no malentender ni quejarme de ti, y enfrentar la realidad con calma". Después de la oración, Xiaojuan sacó el libro de himnos y encontró el himno de las palabras de Dios que ella pensó en el camino a su casa. Ella repetidamente cantó el himno tratando de captar la voluntad de Dios, sin atreverse a dejar a Dios ni por un momento…

En los días siguientes, Xiaojuan leyó las palabras de Dios todos los días. Al pensar en las palabras de Dios, "Vivir en la enfermedad es estar enfermo, pero habitar en el espíritu es estar bien. Si aún tienes aunque sea un aliento de vida, Dios no te dejará morir…. ¡La palabra de Dios es medicina potente!". se sintió especialmente conmovida en su corazón. Sin saberlo, sintió que tenía apoyo y era menos miserable. Xiaojuan tenía claro que Dios no la había dejado, sino que estaba a su lado, animándola y confortándola. Entonces, ella buscó a Dios en su corazón: "¡Oh Dios! Ahora que tengo la enfermedad, ¿cómo puedo dejar de vivir en ella? Ya que habitar en el espíritu es estar bien, ¿cómo puedo vivir en el espíritu?". Intentando una y otra vez descifrar estas palabras, Xiaojuan de repente entendió: habitar en el espíritu es calmar mi corazón ante Dios, es decir, leer más de las palabras de Dios, cantar más himnos de las palabras de Dios y buscar la verdad y la voluntad de Dios en sus palabras. No debería vivir en mis propios conceptos e imaginaciones para no caer en la trampa de Satanás. A partir de entonces, Xiaojuan oró y leyó las palabras de Dios con mayor urgencia todos los días, y buscó la verdad más para captar las intenciones de Dios. Además, una vez que se sintiera afligida por dentro, ella se abriría a Dios, considerando a Dios como su única dependencia.

Un día, Xiaojuan escuchó un himno de las palabras de Dios: "Estas cosas llegaron después que el hombre fuera tentado por Satanás y de que la carne del hombre se degenerara, como el dolor de la carne, sus problemas y su vacío, así como la extrema desdicha del mundo. Satanás empezó a atormentar al hombre después de haberlo corrompido. Entonces el hombre se volvió cada vez más degenerado, sus enfermedades se profundizaron y su sufrimiento se hizo cada vez más severo. El hombre sintió cada vez más el vacío, la tragedia y la incapacidad de seguir viviendo en el mundo y sintió cada vez menos esperanza para el mundo. Por tanto, Satanás acarreó este sufrimiento sobre el hombre, y sólo le vino después de que este hubiera sido corrompido por Satanás y se degenerara. Así pues, con el fin de rescatar a la humanidad de las garras de Satanás y de darle el maravilloso destino, Dios mismo debe experimentar este sufrimiento. Aunque el hombre esté ahora sin pecado, experimenta algunas cosas dolorosas. Satanás puede dominar y manipular todavía al hombre, y hacerle sufrir tormento y dolor. Por tanto, al venir la encarnación misma a experimentar este dolor, el hombre es rescatado de las garras de Satanás y, después, ya no necesita volver a sufrir nada más. ¿No es profundo este significado?" . Por las palabras de Dios, Xiaojuan se dio cuenta: es porque los nuestros antepasados fueron corrompidos por Satanás al principio, que el hombre tiene nacimiento, muerte, enfermedad y vejez. A medida de que Satanás corrompe al hombre se vuelve más y más profunda, las enfermedades y el sufrimiento del hombre se profundizan y sienten cada vez más vacío. Todas estas cosas se derivan de la aflicción de Satanás. Mientras tanto, ella estaba profundamente conmovida por el amor de Dios. Ella pensó: soy una persona corrupta y no importa tanto si muero. Dios, sin embargo, es elevado y grandioso. Para salvarnos a las personas corruptas de la enfermedad y el sufrimiento, Él personalmente se hizo carne para experimentar estos sufrimientos y finalmente Él nos salvará completamente de los dominios de Satanás. ¡El amor de Dios para nosotros es realmente muy grande! Dios es inocente, pero paga un precio muy alto por salvarnos. ¿Qué exigencias irrazonables puedo tener como una persona impura y corrupta? He tenido la fortuna de escuchar la voz del Creador y saborear su amor en mi vida, por lo que incluso si muero, no me arrepentiré. En este momento, Xiaojuan se sentía más tranquilo, dispuesto a aceptar y someterse a la soberanía y los arreglos de Dios. Bajo la guía de las palabras de Dios, se sintió mucho más liviana y muy aliviada en su corazón. Ella no estaba dispuesta a pensar en las cosas dolorosas o vivir una vida con tristeza.

Para mantener a su familia, Xiaojuan continuó trabajando a pesar de su enfermedad. Al ver que no hizo caso de su enfermedad y habló y se rió como una persona sana, sus compañeros de trabajo se desconcertaron y le preguntaron: "Estás muy enferma, pero aún puedes venir a trabajar y tener alegría. ¡Eres tan optimista!". Al escuchar estas palabras, Xiaojuan le agradeció a Dios en en silencio en su corazón. Sabía que era porque las palabras de Dios le habían dado fe y fortaleza para poder mantener una perspectiva positiva de su enfermedad. Xiaojuan hizo una resolución en su corazón: atesoraré el tiempo, seguiré a Dios con mi corazón y mi alma, y ​​cumpliré con mi deber de criatura de consolar el corazón de Dios.

Varios días después, la tercera hermana mayor de Xiaojuan le recomendó algunos hospitales. Después de la persuasión de su hermana, aceptó recibir tratamiento. Pero a cualquier hospital al que acudió, le dijeron que su enfermedad no se podía curar. Al escuchar estas palabras, Xiaojuan pensó: Ninguno de los doctores puede curarme, porque mi vida y mi muerte están en las manos de Dios. Y luego oró a Dios en silencio: "Oh Dios, aunque los médicos son incapaces de curar mi enfermedad, creo que mi vida y muerte están en tus manos. Estoy dispuesto a confiar en ti sinceramente. Puede darme fe y poder. Ahora entrego mi enfermedad en Tus manos y me someteré a Tu soberanía y arreglos sin importar si viviré o moriré". Más tarde, la hermana menor y el cuñado de Xiaojuan a menudo la llamaron por teléfono y le pidieron que fuera al hospital y realice un examen nuevamente para ver si las células cancerosas se han extendido más. Pero Xiaojuan había tomado una decisión y ya no quería luchar. Entonces ella les dijo con calma: "Sabes que mi enfermedad no se puede curar. No quiero ir a un médico por más tiempo. Confiaré en Dios. No te preocupes por mí…".

Un día camino al trabajo, Xiaojuan vio una especie de planta localmente llamada Yandaiguo en el borde de la carretera, que fue efectiva para aliviar la picazón. Ella no estaba familiarizada con esto porque cada vez que era alérgica, lo usaría para limpiar su piel. Xiaojuan pensó: esta hierba es creada por Dios. Es bueno y beneficioso para el hombre. ¿Por qué no reunir algunos para hacer infusiones de hierbas? Para su sorpresa, después de beber el té de hierbas durante un período de tiempo, se sintió mucho mejor que antes. Xiaojuan estaba muy agradecida con Dios en su corazón.

Un día después, Xiaojuan sintió un dolor intenso en el estómago como si algo se revolviera en él. Entonces se apresuró a ir al baño. Después de aliviar las entrañas, sintió que su estómago se alivió enormemente. Xiaojuan tocó su abdomen y ano, y sintió que se volvieron suaves. Esto era bastante diferente de antes, ya que siempre habían sido duros e hinchados durante su enfermedad. Ella sabía que era la obra maravillosa de Dios. Ella se conmovió tanto que inmediatamente ofreció una oración de alabanza: "¡Oh Dios, muchas gracias! Realmente he apreciado que estás a mi lado y nunca me has dejado por un momento. En cuanto a mi enfermedad, ciertamente moriré. Sin embargo, me dejas mejorar mucho y veo tu maravillosa obra. ¡Oh Dios, eres tan todopoderoso!". Pasaron unos meses, y Xiaojuan había estado trabajando y cumpliendo pacíficamente su deber en la iglesia… Más tarde, después de ser examinada, se descubrió que se había recuperado completamente.

Ahora han pasado cinco años. Cada vez que Xiaojuan habla de esto, se siente abrumada de gratitud. Como el mundo la había sentenciado a muerte, fue la palabra de Dios la que le dio confianza, y fue la omnipotencia de Dios la que la salvó y la hizo recuperarse de la enfermedad y obtener una nueva vida. Ella realmente ha experimentado la autordad de las palabras de Dios "pero habitar en el espíritu es estar bien…. ¡La palabra de Dios es medicina potente!". Además, ella ha visto que todos los asuntos y todas las cosas están en las manos de Dios y que todo depende de Dios. ¡Toda la gloria sea para Dios!

Comentarios