Suscríbete

Menú

¿Por qué Jesucristo trabajaba durante el día de reposo?

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

"Por aquel tiempo Jesús pasó por entre los sembrados en el día de reposo; sus discípulos tuvieron hambre, y empezaron a arrancar espigas y a comer".

Jehová requirió que el hombre observa el día de reposo

El Antiguo Testamento registra que Jehová dio al hombre leyes y mandamientos para que los obedeciera y uno de ellos fue la observación del día de reposo. El cuarto mandamiento dice: “ Acordarte has del día del reposo, para santificarlo: Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; Mas el séptimo día será reposo para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas: Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día del reposo y lo santificó” (Éxodo 20:8-11)[*]. Jehová estableció el séptimo día de Su creación como el día del día de reposo. En este día, los israelíes debieron detener todo el trabajo para venerar a Dios, hacer sacrificios para Él y alabarlo con salterio y arpa. Ellos no podían salir ni hacer ningún tipo de trabajo durante el día de reposo. Si las personas no observaban este día, serían apedreados hasta la muerte; si los sacerdotes no lo contemplaban, arderían en el fuego celestial que Jehová había enviado. En este versículo podemos ver que la observación del reposo debía seguirse con rigurosidad.

Jesucristo trabajó en un día de reposo

Sabemos que Jehová ordenó al hombre que observara el día de reposo. Por el contrario, en los cuatros Evangelios del Nuevo Testamento, podemos ver que Jesucristo no tuvo en cuenta el día de reposo cuando Él vino a hacer Su trabajo. Por ejemplo: Mateo 12:1 registra: “Por aquel tiempo Jesús pasó por entre los sembrados en el día de reposo; sus discípulos tuvieron hambre, y empezaron a arrancar espigas y a comer”. Lucas 14:1-5 también registra: “Y aconteció que cuando Jesús entró en casa de uno de los principales de los fariseos un día de reposo para comer pan, ellos le estaban observando cuidadosamente. Y allí, frente a El, estaba un hombre hidrópico. Y dirigiéndose Jesús, a los intérpretes de la ley y a los fariseos, les habló diciendo: ¿Es lícito sanar en el día de reposo, o no? Pero ellos guardaron silencio. Y El, tomándolo de la mano, lo sanó y lo despidió. Y a ellos les dijo: ¿A quién de vosotros se le cae un hijo o un buey en un hoyo en día de reposo, y no lo saca inmediatamente?” En estos versículos podemos ver que cuando Jesucristo vino para hacer su trabajo no contempló el día del reposo. Ese día, Él curó a los enfermos; mientras se dirigía junto a Sus discípulos por el trigal, Él no los regañó por haber tomado espigas de trigo y habérselas comido. De esta manera sabemos que Jesucristo implementó una nueva ley para los israelíes quienes solían tener otra costumbre.

¿Por qué Jesucristo trabajaba en el día del reposo? ¿Cuál era Su voluntad?

Jesucristo dijo, “Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo” (Mateo 12:8). El propósito de Su trabajo durante el día del reposo era permitir que la gente supiera que Dios era el Señor del día del reposo, y que todas las cosas dependían de Él. Jesucristo podía trabajar en el templo y también afuera; Él puede emitir una ley y también destituirla; Él puede usar a los profetas para transmitir Sus palabras y también volverse carne como el Hijo del Hombre para redimir a la humanidad en persona; Él puede trabajar en Israel y hacer que el evangelio de Su redención se propague hasta los confines del universo... con Dios no hay reglas ni prohibiciones. Él hace que el trabajo sea flexible y hace lo que Él desea.

El hecho de que Jesucristo trabajara el día del reposo era para que las personas supieran que Él traía nuevos trabajos, para guiarlos más allá de las ataduras y restricciones de las leyes antiguas. Por lo tanto, ellos no debían obedecer los decretos ni las reglas, tampoco debían ir al templo para adorar a Dios. Lo podían adorar en espíritu y con honradez en cualquier momento y en cualquier lugar, y disfrutar de la gracia en abundancia que Jesucristo les había concedido. Por medio de Sus palabras y trabajo, sabemos que el camino de Dios no es estar muerto sino vivo; Su camino no permanece invariable. Él es un Dios siempre nuevo y nunca viejo, y por esa razón Él siempre ofrece trabajos nuevos. Jesucristo está lleno de poder y autoridad. Su trabajo no está restringido por ninguna persona, materia o cosa, y no puede ser obstruido por ninguna fuerza hostil. Independientemente de cómo el gobierno romano y todo el judaísmo persiguieron, condenaron y perturbaron Su obra, evangelio salvador de Dios aún está propagado en todos los países del mundo. Ahora, ¿cómo interpretaría usted el siguiente versículo? “Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo” (Mateo 12:8)?

(Traducido del original en inglés al español por Mayra Barrios)

Versículo Bíblico ilustrado sobre evangelio de hoy

Jesucristo trabajaba durante el día de reposo,imagenes biblicas

Unless otherwise stated, scripture quotations on this website are taken from LBLA. Copyright by The Lockman Foundation.

Nota al pie:
*. Scripture quotations taken from RVA

Comentarios