Suscríbete

Menú

Evangelio de Hoy-Génesis 6:9

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

Estas son las generaciones de Noé. Noé era un hombre justo, perfecto entre sus contemporáneos; Noé andaba con Dios.

¿Por qué Noé fue llamado un hombre justo y perfecto por Dios? Porque Noé no había visto a la persona de Dios y no sabía mucho de Dios, pero cuando Dios le ordenó que hiciera el arca, nunca cuestionó las intenciones de Dios, nunca preguntó cuándo Dios destruiría la tierra con un diluvio, y nunca preguntó si podía sobrevivir o no. A la orden de Dios, simplemente obedeció y siguió. Tal como dice la palabra de Dios: “Su esencia, la esencia de sus acciones, fue la obediencia, no cuestionar, no resistirse y, además, no pensar en sus propios intereses personales ni en sus ganancias y pérdidas. Además, cuando Dios dijo que destruiría el mundo con un diluvio, Noé no preguntó cuándo lo haría ni qué sería de las cosas, y desde luego no le preguntó a Dios cómo iba a destruir el mundo. Simplemente hizo lo que Dios ordenó. Como fuera que Dios quisiera hacerlo y por el medio que deseara, él siguió al pie de la letra lo que Dios le pidió y además, de inmediato emprendió acción. Actuó de acuerdo con las instrucciones de Dios con la actitud de querer satisfacer a Dios” (“La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I”).

Comentarios