Suscríbete

Menú

Evangelio de Hoy-Juan 20:29

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

Jesús le dijo: ¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron.

Esto fue lo que el Señor le dijo a Tomás. Entendí el significado en el pasado, pero no tenía idea de la intención oculta de Dios. No pude llegar a conocer el verdadero significado hasta que leí un párrafo de la palabra de Dios. Las palabras de Dios dicen, “Antes de que el Señor Jesús fuera crucificado, Tomás siempre dudó de que Él fuera Cristo y era incapaz de creer. Su fe en Dios solo se cimentaba en aquello que podía ver con sus propios ojos, en lo que podía tocar con sus propias manos. El Señor Jesús entendía muy bien cómo era la fe de este tipo de personas. Solo creían en el Dios del cielo y no creían en absoluto en el enviado por Dios ni en el Cristo encarnado y no lo aceptaban. Con el fin de que Tomás reconociera y creyera en la existencia del Señor Jesús, y de que creyera que de verdad era Dios encarnado, Él permitió que Tomás le tocara el costado” (“La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III”). Podemos ver que Tomás no creía en el hecho de que la resurrección del Señor y que Él era el Dios encarnado hasta que vio la herida en la costilla del Señor y las marcas de los clavos en Sus manos. Tal forma de creencia no es aprobada por Dios. Aquellos que siguen a Dios después de escuchar la voz de Él, realmente creen en él. Ellos son los más bendecidos. Deberíamos aprender una lección de Tomas.

Comentarios