Suscríbete

Menú

Evangelio de Hoy-Génesis 2:16-17

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

Y Jehová Dios le ordenó y le dijo: De cada árbol del jardín puedes comer libremente, pero no debes comer del árbol del conocimiento del bien y el mal porque el día que comas de él, definitivamente morirás.

Dios le había dicho claramente a Adán lo que debía comer y no comer, y cuál sería el resultado si comían lo que no debían comer. Contenía su intención, contenía su cuidado y responsabilidad por el hombre. Mientras tanto, podemos sentir la autenticidad y belleza de Dios. La palabra de Dios dice: “Esto puede llamarse el primer mandato de Dios al hombre tras crearlo. ¿Qué conlleva este mandato? La voluntad de Dios, pero también Su preocupación por la humanidad. Este es el primer mandato de Dios, y también la primera vez que Él expresa preocupación por el hombre. Es decir, Dios ha sentido una responsabilidad hacia el hombre desde el momento en que lo creó. ¿Cuál es Su responsabilidad? Proteger al hombre, cuidar de él. Espera que este pueda confiar en Sus palabras y obedecerlas. Es, asimismo, la primera expectativa que Dios tiene del hombre, y con ella le indica lo siguiente: ‘De cada árbol del jardín puedes comer libremente, pero no debes comer del árbol del conocimiento del bien y el mal porque el día que comas de él, definitivamente morirás’.* Estas simples palabras representan la voluntad de Dios. También revelan que, en Su corazón, Dios ha comenzado a mostrar preocupación por el hombre. Sólo Adán, entre todas las cosas, fue hecho a imagen de Dios; Adán fue el único ser vivo con el aliento de vida de Dios; él podía caminar con Dios y conversar con Él. Por eso le dio Dios ese mandato, en el que le dejó muy claro al hombre lo que podía y no podía hacer” (“La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo I”).

Las citas bíblicas marcadas (*) han sido traducidas de AKJV.

Comentarios