Menú

Versículo de Hoy - Explicación de Juan 6:35

Versículo de Hoy

Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.

¿Te pasa esto también? A menudo oras, lees la Biblia y asistes a las reuniones, pero no sientes la obra del Espíritu Santo ni recibes el suministro de vida en tu espíritu. Caes en la negatividad y la debilidad, te preguntas: “El Señor Jesús nos prometió: ‘Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed(Juan 6: 35). Todos creemos en el Señor Jesús, y a menudo leemos la Biblia, ¿por qué no estamos satisfechos con nuestras vidas espirituales?”. Lea la explicación de Juan 6:35 (devoción y reflexión) para resolver esta confusión, encontrar la fuente de vida y resolver la hambruna espiritual.

El Señor Jesús dijo: “Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed(Juan 6:35). En el pasado, recibimos la iluminación del Espíritu Santo al leer estas palabras del Señor Jesús. Las palabras del Señor son el pan de vida, que satisface nuestro corazón sediento y hace que disfrutemos de la dulzura de la presencia del Señor. Pero en el final de los últimos días, los desastres son cada vez más grandes, y las profecías del regreso del Señor se han cumplido, pero la gente no podía sentir la obra del Espíritu Santo aunque lee las palabras del Señor como antes, no obtiene el esclarecimiento e iluminación, ni el suministro espiritual, está padeciendo una hambruna espiritual. Este fenómeno no le sucede a una sola persona, sino a todo el mundo religioso. Mucha gente está confundida: El Señor Jesús es el pan de vida. Creemos en el Señor y con frecuencia leemos las palabras del Señor, ¿por qué no podemos saciar nuestra hambre y sed espiritual? La razón principal es que la gente no ha seguido los pasos de la obra del Espíritu Santo. Todos hemos visto que ahora la catástrofe ha caído, las profecías del regreso del Señor se han cumplido, y el Señor Jesús ya ha regresado, Él es el Cristo de los últimos días, Dios Todopoderoso. Dios Todopoderoso ha expresado todas las verdades para salvar a la humanidad, y ha realizado la obra del juicio comenzando desde la casa de Dios, para salvar completamente a las personas de sus pecados, purificarlas y llevarlas al reino de los cielos. Esto es exactamente el cumplimiento de las profecías del Señor: “Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis soportar. Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad(Juan 16:12-13). “Si alguno oye mis palabras y no las guarda, yo no lo juzgo; porque no vine a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, esa lo juzgará en el día final(Juan 12:47-48). “Santifícalos en la verdad; tu palabra es verdad(Juan 17:17). Muchas personas que son amantes de la verdad de todas las denominaciones leyeron las palabras de Dios Todopoderoso, escucharon la voz de Dios, dieron la bienvenida al Señor y fueron arrebatadas ante el trono de Dios. Ahora comen y beben las palabras de Dios todos los días, son las que asisten a la boda del Cordero, se sienten satisfechos espiritualmente. De esto se puede ver que lo que el Señor Jesús dijo: “Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed”. no se refiere a que con que crean en el Señor Jesús, acepten las palabras y la obra del Señor Jesús, nunca tendrán sed y hambre, sino que también tienen que aceptar el regreso del Señor Jesús, la palabra y la obra de Dios Todopoderoso, el Cristo de los últimos días. Porque Dios Todopoderoso nos ha traído el camino de la vida eterna. Solo obteniendo el camino de la vida eterna traído por Dios Todopoderoso podemos nunca tener hambre o sed, y verdaderamente obtener la vida eterna. Por último, leamos juntos un pasaje de las palabras de Dios Todopoderoso para entender mejor.

Dios Todopoderoso dice: “El Cristo de los últimos días trae la vida y el camino de la verdad, duradero y eterno. Esta verdad es el camino por el que el hombre obtendrá la vida, y el único camino por el cual el hombre conocerá a Dios y por el que Dios lo aprobará. Si no buscas el camino de la vida que el Cristo de los últimos días provee, entonces nunca obtendrás la aprobación de Jesús y nunca estarás cualificado para entrar por la puerta del reino de los cielos, porque tú eres tanto un títere como un prisionero de la historia. Aquellos que son controlados por los reglamentos, las letras y están encadenados por la historia, nunca podrán obtener la vida ni el camino perpetuo de la vida. Esto es porque todo lo que tienen es agua turbia que ha estado estancada por miles de años, en vez del agua de la vida que fluye desde el trono. Aquellos que no reciben el agua de la vida siempre seguirán siendo cadáveres, juguetes de Satanás e hijos del infierno. ¿Cómo pueden, entonces, contemplar a Dios? Si sólo tratas de aferrarte al pasado, si sólo tratas de mantener las cosas como están quedándote quieto, y no tratas de cambiar el estado actual y descartar la historia, entonces, ¿no estarás siempre en contra de Dios? Los pasos de la obra de Dios son vastos y poderosos, como olas agitadas y fuertes truenos, pero te sientas y pasivamente esperas la destrucción, apegándote a tu locura y sin hacer nada. De esta manera, ¿cómo puedes ser considerado alguien que sigue los pasos del Cordero? ¿Cómo puedes justificar al Dios al que te aferras como un Dios que siempre es nuevo y nunca viejo? ¿Y cómo pueden las palabras de tus libros amarillentos llevarte a una nueva era? ¿Cómo pueden llevarte a buscar los pasos de la obra de Dios? ¿Y cómo pueden llevarte al cielo? Lo que sostienes en tus manos es la letra que solo puede darte consuelo temporal, no las verdades que pueden darte la vida. Las escrituras que lees solo pueden enriquecer tu lengua y no son palabras de filosofía que te ayudan a conocer la vida humana, y menos aún los senderos que te pueden llevar a la perfección. Esta discrepancia, ¿no te lleva a reflexionar? ¿No te hace entender los misterios que contiene? ¿Eres capaz de entregarte tú mismo al cielo para encontrarte con Dios? Sin la venida de Dios, ¿te puedes llevar tú mismo al cielo para gozar de la felicidad familiar con Dios? ¿Todavía sigues soñando? Sugiero entonces que dejes de soñar y observes quién está obrando ahora, quién está llevando a cabo ahora la obra de salvar al hombre durante los últimos días. Si no lo haces, nunca obtendrás la verdad y nunca obtendrás la vida(La Palabra, Vol. I. La aparición y obra de Dios. Solo el Cristo de los últimos días le puede dar al hombre el camino de la vida eterna).

Si deseas leer más palabras de Dios Todopoderoso, dar la bienvenida al Señor lo antes posible y tener la oportunidad de obtener el camino de la vida eterna, ponte en contacto con nosotros a través de la ventana de chat en línea en la parte inferior del sitio web, nos comunicaremos contigo en línea.

Comentarios