Suscríbete

Menú

20 versículos sobre la salvación

Navegación rápida
Versículos sobre la salvación
La salvación de los últimos días que nos preparó Dios
¿Cómo obtener la salvación de Dios de los últimos días?

La salvación de Dios es lo que le concede Dios a la humanidad. Dios proclamó las leyes en la Era de la Ley para guiar al hombre a vivir y que supiera qué era el pecado; en la Era de la Gracia, Dios hizo la obra de redención perdonando el pecado del hombre; también preparó Él la salvación de los últimos días para aquellos que le han estado esperando, de modo que purifique sus pecados, dicha salvación está vinculada con su final y destino, es la clave de ser salvos y entrar en el reino de los cielos. Entonces, ¿qué es la salvación de los últimos días? ¿Cómo obtenerla? Por favor, ¡lea los siguientes versículos relacionados del tema!

Versículos sobre la salvación

Salmos 91:14-16

Por cuanto en mí ha puesto su voluntad, yo también lo libraré: Pondrélo en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé: Con él estare yo en la angustia: Lo libraré, y le glorificaré. Saciarélo de larga vida, Y mostraréle mi salud.

Salmos 98:1-3

Salmo. CANTAD á Jehová canción nueva; Porque ha hecho maravillas: Su diestra lo ha salvado, y su santo brazo. Jehová ha hecho notoria su salud: En ojos de las gentes ha descubierto su justicia. Hase acordado de su misericordia y de su verdad para con la casa de Israel: Todos los términos de la tierra han visto la salud de nuestro Dios.

Salmos 62:1

Al Músico principal: á Jeduthúm: Salmo de David. EN Dios solamente está callada mi alma: De él viene mi salud.

Isaías 12:2

He aquí Dios es salud mía; aseguraréme, y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, el cual ha sido salud para mí.

Lucas 19:9-10

Y Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación á esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del hombre vino á buscar y á salvar lo que se había perdido.

Isaías 46:13

Haré que se acerque mi justicia, no se alejará: y mi salud no se detendrá. Y pondré salud en Sión, y mi gloria en Israel.

1 Pedro 1:8-9

Al cual, no habiendo visto, le amáis; en el cual creyendo, aunque al presente no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorificado; Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salud de vuestras almas.

También te podría interesar leer:

La salvación de los últimos días que nos preparó Dios

1 Pedro 1:5

Para nosotros que somos guardados en la virtud de Dios por fe, para alcanzar la salud que está aparejada para ser manifestada en el postrimero tiempo.

Hebreos 9:28

Así también Cristo fué ofrecido una vez para agotar los pecados de muchos; y la segunda vez, sin pecado, será visto de los que le esperan para salud.

1 Pedro 1:13

Por lo cual, teniendo los lomos de vuestro entendimiento ceñidos, con templanza, esperad perfectamente en la gracia que os es presentada cuando Jesucristo os es manifestado:

Juan 16:12-13

Aun tengo muchas cosas que deciros, mas ahora no las podéis llevar. Pero cuando viniere aquel Espíritu de verdad, él os guiará á toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que han de venir.

1 Pedro 4:17

Porque es tiempo de que el juicio comience de la casa de Dios: y si primero comienza por nosotros, ¿qué será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?

También te podría interesar leer:

¿Cómo obtener la salvación de Dios de los últimos días?

Mateo 5:3

Bienaventurados los pobres en espíritu: porque de ellos es el reino de los cielos.

Mateo 5:6

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán hartos.

Mateo 7:21

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Mateo 25:6

Y á la media noche fué oído un clamor: He aquí, el esposo viene; salid á recibirle.

Juan 10:27-28

Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; Y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano.

Apocalipsis 3:20

He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.

Apocalipsis 2:7

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. Al que venciere, daré á comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apocalipsis 14:4-5

Estos son los que con mujeres no fueron contaminados; porque son vírgenes. Estos, los que siguen al Cordero por donde quiera que fuere. Estos fueron comprados de entre los hombres por primicias para Dios y para el Cordero. Y en sus bocas no ha sido hallado engaño; porque ellos son sin mácula delante del trono de Dios.

Recomendación:

Comentarios