Suscríbete

Menú

Evangelio de hoy viernes 3 de agosto de 2018

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

Respondió Jesús y le dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.

Sabemos que los cristianos experimentarán el conocimiento del pecado, la confesión de los pecados y la eliminación del pecado mientras siguen a Dios. El Señor Jesús nos dice que, a menos que un hombre nazca de nuevo, no puede entrar en el reino de Dios. Aunque hemos sido redimidos por Jesús y hemos obtenido la salvación, y disfrutamos de la abundante gracia que Él otorgó, sin embargo, todavía llevamos el estilo de vida de pecar durante el día y de confesar por la noche. La Biblia dice: “Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14). El Señor es santo y justo, y no permite que los impuros entren en el reino. Entonces, ¿cómo podemos nacer para convertirnos en una nueva persona y ser limpiados? He leído un pasaje en un libro: “El juicio justo se realiza con el fin de purificar al hombre, y el refinamiento cruel con el de limpiarlo; las palabras severas o el castigo se hacen ambos para purificar y son en aras de la salvación. Así, el método de salvación en la actualidad es diferente al del pasado. Hoy, se te concede la salvación mediante el juicio justo, y es una buena herramienta para clasificaros a cada uno de acuerdo a la especie. Además, el castigo despiadado sirve como vuestra salvación suprema, y ¿qué tenéis que decir frente a tal castigo y juicio? ¿No habéis gozado siempre de la salvación, de principio a fin?”. Reflexionando sobre estas palabras, llego a comprender que debemos aceptar el juicio de Dios y experimentar Su castigo y refinamiento si queremos ser una persona nueva.

¿Cómo debemos experimentar el juicio de Dios? ¿Qué beneficio podemos obtener de las dificultades y el refinamiento? De esta historia moral a continuación, puedo inspirarme un poco.

Los sufrimientos del crecimiento de Little Bamboo Shoots son el amor de Dios

Comentarios