Suscríbete

Menú

Reflexiones biblicas-Juan 20:29

Versículo de la Biblia sobre Evangelio de Hoy

El Señor Jesús dijo: “¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron”.

En el pasado, cuando vi estas escrituras, sólo percibía que eran lo que el Señor Jesús le dijo a Tomás, pero hace unos días cuando leí un fragmento de la palabra de Dios por internet, me hizo darme cuenta que en realidad Tomás representaba a una clase de personas. Lo que dijo el Señor Jesús también está dirigido hacia nosotros hoy como un recordatorio y advertencia. Compartamos esta Palabra de Dios: “Tomás representa un tipo de persona que cree en Dios, pero duda de Él. Este tipo de persona tiene una naturaleza sospechosa, un corazón siniestro, son traicioneros y no creen en las cosas que Dios puede lograr. No creen en la omnipotencia divina ni en Su soberanía, ni tampoco en Dios encarnado. Sin embargo, la resurrección del Señor Jesús fue un golpe en su cara y les también les brindó la oportunidad de descubrir y reconocer su propia duda, de aceptar su propia traición, llegando así a creer de veras en la existencia y resurrección del Señor Jesús. Lo que ocurrió con Tomás fue una advertencia y un aviso para las generaciones posteriores, para que más personas evitaran dudar como Tomás y para que supieran que, en el caso de estar llenos de ellas, se hundirían en la oscuridad. Si sigues a Dios, pero solo como Tomás, siempre queriendo tocar Su costado para sentir las marcas de los clavos y confirmar, verificar y especular si Dios existe o no, Dios te abandonará. Por tanto, el Señor Jesús requiere que las personas no sean como Tomás, que solo cree lo que ve con sus propios ojos, sino que sean puros, honestos y que no alberguen dudas en relación a Dios, sino que solo crean en Él y le sigan. Este tipo de persona es bendecida. Este es un requisito muy pequeño que el Señor Jesús tiene para las personas y es una advertencia para Sus seguidores”.

Después de ver las palabras de Dios, entendí que la razón del fracaso de personas como Tomás es que sus corazones son demasiado engañosos, solo diferencian la verdad con lo que ven con sus propios ojos, y creen en Dios. “Todo lo que escuchas es mentira, todo lo que ves es verdad” esta, no hay ningún poquito de deseo de buscar la verdad, tal persona se arruinaría a sí misma debido a su engaño. Ahora todos esperamos el regreso del Señor Jesús, pero muchas personas piensan que si el Señor Jesús no desciende sobre una nube blanca, será falso. No importa quién sea testigo del regreso de Señor Jesús, siguen sin creerlo, manteniendo sus propias opiniones. Solo creerán si ven con sus propios ojos el descenso del señor Jesús sobre una nube, ¿no tienen acaso estas personas la misma perspectiva que Tomas? Si escuchamos la noticia de que el señor ha regresado, y aún no abandonamos nuestras imaginaciones conceptuales, o seguimos ciegamente a otros, sin atrevernos a investigar y buscar la verdad, inevitablemente no podemos ver la aparición del Señor y perderemos la oportunidad de ser salvados al reino de los cielos. El Señor Jesús dijo: “Dichosos los que no vieron, y sin embargo creyeron” Las palabras del Señor Jesús son un recordatorio para todos nosotros en los últimos días, ¡no sigamos los pasos de aquellos que han fracasado!

Recomendación para usted:
La obra de Dios, el carácter de Dios y Dios mismo III (Fragmento XV)
Las profecías del Apocalipsis se han cumplido básicamente, ¿cómo recibir al Señor?

Comentarios